ZTE quiere vender 100 millones de smartphones anuales en 2015

ZTE quiere vender 100 millones de smartphones anuales en 2015

La compañía enfrenta retos como meterse entre los grandes competidores del segmento inteligente.

Quizás pueda asombrar que un sueño millonario comience en África, el continente en el que confluyen algunos de los países más ricos y muchos de los países más pobres del mundo. Pero ZTE creyó en ello y lo fue a buscar hace más de 10 años, con el lanzamiento de un móvil de prestaciones mínimas. Hoy la meta es otra: 100 millones de smartphones distribuidos cada año es el récord que la fabricante China pretende imponer en 2015.

¿Viable? Siempre que la compañía mantenga el ritmo ascendente y no descuide las innovaciones que el público le irá reclamando cada vez más. Los precedentes le imponen correr un poco, considerando que el año pasado logró la venta de 15 millones de teléfonos inteligentes y este año se ha planteado 50 millones como número ideal.

La cifra se podría ver empujada si la fabricante cumple con el lanzamiento de sus dos primeras “phablets” este año. En cualquier caso, ZTE cuenta con el aval de ser el cuarto mayor productor de terminales en el mundo, sin que eso le permita en absoluto desmerecer a otras competidoras, como su compatriota y rival, la próspera Huawei.

En la actualidad, ZTE está valorada en 9.3 mil millones de dólares, superando, por ejemplo, a la azotada canadiense Research In Motion, y manteniendo sus planes de expansión en mercados emergentes y en Europa.

El año pasado, un total de 472 millones de smartphones se vendieron en todo el mundo, según cifras de la firma Gartner. Asimismo, los análisis ubican en mil millones de equipos las ventas esperadas para 2014, lo cual traduce la meta de ZTE para 2015 en, aproximadamente, un 10% del total proyectado para todas las marcas en el planeta.

Apuestas sobre ruedas

Las expectativas de ZTE a corto plazo tienen especial asidero en los equipos Blade y Skate y se espera que nuevos lanzamientos, especialmente de tabletas y phablets, les ayuden a avanzar en esa dirección.

En palabras, un poco obvias, del director ejecutivo de la compañía, He Shiyou, “en la medida en que los teléfonos contribuyan más al total de ganancias, se afectará nuestro margen de beneficios. En 2012, nuestro llamado es a incrementar los márgenes de los terminales”.

No obstante, en la práctica las cosas no son tan “agitar y servir” y los que pagarían, literalmente, por las aspiraciones financieras de ZTE serían sus usuarios, al menos según la explicación de Huang Leping, analista de la firma Nomura: “Hablamos con los proveedores de componentes y todo indica que los fabricantes de teléfonos como ZTE no serán capaces de disminuir sus costes de materia prima. Para que ZTE mejore sus márgenes de beneficio, tendrán que aumentar sus precios de venta promedio y para ello dependerán mucho de sus ventas en el mercado norteamericano y japonés”.

Con esto, la empresa surgida en 1985 bajo el nombre de Zhongxingxin Telecomunicaciones Corp, tendrá que poner mucho de su ambición en la posibilidad de competir en la gama alta con el iPhone de Apple y el Galaxy de Samsung cosa que no sólo encuentra los obstáculos más evidentes, que son los relacionados con sus músculos de desarrollo, sino que también tendrá que afrontar la altísima dificultad que representa seducir a usuarios de marcas “de culto” como Apple, Samsung o Nokia.

Link: ZTE targets 100 million smartphones a year by 2015. (Businesstech)