Y por estas razones cancelaron la película de Halo

Y por estas razones cancelaron la película de Halo

Pasaron los años, aparecieron muchos rumores, hasta que finalmente el proyecto fue cancelado... y hoy sabemos los motivos.

Aún recuerdo cuando en 2005 una gran amiga me consultó: ¿Qué es Halo? ¿De qué trata?. Ella como fan del cine y completamente ajena al mundo de los videojuegos tenía mucha curiosidad sobre la saga, ya que ese mismo día Peter Jackson anunciaba que sería pieza fundamental en llevar Halo a la pantalla grande. Pasaron los años, aparecieron muchos rumores, hasta que finalmente el proyecto fue cancelado… y hoy sabemos los motivos.

El proyecto era ambicioso, tenía metas muy altas y -según esta nueva información- Microsoft quería mucho, quizás demasiado, exigiendo lo que fue definido como ‘el trato por derechos de marca más lucrativo de la historia’. Lo siguiente son extractos del libro Xbox Generation – How Videogames Invaded Hollywood:

“Para armar este tipo de acuerdo, Microsoft necesitaba estar listo. Más aún: necesitaba un guión. Le pagó a Alex Garland (28 Días Después, La Playa) USD $1 millón por escribirlo. Este guión fue supervisado por Microsoft, lo que -para bien o para mal- hizo que ahondara mucho en la mitología del juego. El proyecto contaba con un exitoso guionista y estaba basado en una franquicia de videojuegos de alto calibre.

Después había que ofrecer el proyecto. Peter Schlessel, ex presidente de producción de Columbia Pictures, fue uno de los principales negociadores y el principal vínculo de Microsoft con Hollywood. Él, Microsoft y sus abogados estructuraron los términos del contrato de derechos. Según Larry Shapiro ‘literalmente confeccionaron el acuerdo de derechos más suculento y lucrativo en la historia de Hollywood. Hay que recordar que ninguna marca, ni Harry Potter, obtuvo lo que nosotros estábamos pidiendo’.

Microsoft, un gigante del software mundial acostumbrado a hacer las cosas a su manera, no iba a doblegarse frente a Hollywood. Sabía que Halo era la joya más preciada en las películas basadas en videojuegos, una que podía ser un enorme éxito de taquilla. Según Variety, Microsoft quería USD $10 millones frente al 15% del total de la recaudación de taquilla, más USD $75 millones extra y una producción rápida”.

La película contaba con el apoyo de Peter Jackson, quien las oficiaría de productor, dejando al buen Neill Blomkamp -gamer confeso- a cargo de la dirección en un proyecto que contaba con 2 gigantes como Fox y Universal. Blomkamp comenzó a trabajar y a filmar a modo de prueba, buscando una película densa, real, descarnada, con estética post-cyberpunk y llena de intensidad,  incluyendo borrosas tomas sacadas directamente del campo de batalla y comunicación vía radio… y esto no cayó bien en los ejecutivos de las cinematográficas. Según Blomkamp:

“Los ejecutivos no estaban contentos con la dirección que yo estaba tomando. La cosa es que yo he jugado Halo y he jugado videojuegos. Soy parte de esa generación, mucho más que ellos, y sé que mi versión de Halo hubiese sido simplemente genial. Tenía mucha frescura, mucho potencial y podría haber hecho mucho dinero… más que esas aburridas y genéricas cintas de acción, como G.I. Joe o ese tipo de mierda, esa que Hollywood hace”.

Lo que básicamente habría matado la posibilidad de llevar a Halo al cine fue los deseos de Microsoft de asegurar la marca, hacer un éxito y generar mucho pero mucho dinero. Lo que básicamente habría matado la posibilidad de llevar a Halo al cine fue lo mismo que evitó la llegada de la cinta de Bioshock; ejecutivos que no son cineastas, que no confían ni arriesgan, que quieren hacer cintas ‘livianitas’ y para todo espectador para hacer la mayor cantidad de dinero posible, sin importar si la película es o no fiel al material original.

De cierta manera, lo filmado por Neill Blomkamp terminó siendo Halo 3: Landfall. El director abandonó el proyecto y se dedicó a dirigir su siguiente proyecto; la notable cinta District 9… y hasta ahí llegó la historia.

No apoyo el exceso de avaricia de algunas compañías, pero me merece aún menos aprobación las ‘ideas’ de algunos ‘genios’ de Hollywood, unos que no tienen respeto por el material original porque ‘es muy maduro’ o porque ‘sólo se trata de un jueguito’. Si la cinta de Halo iba a terminar siendo algo similar a G.I. Joe… menos mal que fue cancelada.

THE END

Link: Why The Halo Movie Didn’t Happen (G4)