Rapidshare y su discurso a favor de los derechos de autor

Rapidshare y su discurso a favor de los derechos de autor

La empresa emitió un comunicado donde se ponen completamente a favor de las protectoras de los derechos de autor en Estados Unidos.

En busca de alejarse de MegaUpload y los problemas que han tenido a raíz de los contenidos protegidos por derechos de autor almacenados en sus discos duros, Rapidshare emitió un comunicado o manifiesto donde revelan su postura en este tema, defendiendo su servicio y desmarcándose de lo ofrecido por la competencia, poniéndose a favor de las autoridades y compañías protectoras de los derechos de autor.

Primero, Rapidshare aclara que según ellos todos los servicios de almacenamiento en la nube deben ajustarse a la ley de EE.UU. y en específico a la U.S. Digital Millennium Copyright Act (DMCA), en busca de la protección a los contenidos con derechos de autor. Esto incluye a la competencia y servicios afines como Dropbox, los que según ellos, deben siempre eliminar esta clase de datos de sus servidores.

Pero Rapidshare se posiciona dando un paso más adelante en esta “cruzada” y son muy enfáticos en su documento al querer tomar toda clase de medidas para evitar la piratería, las cuales se harían sólo bajo sospecha, es decir, si eres sospechoso eres culpable y te cierran la cuenta. También la compañía estipula -y acá vuelve a referirse a todos los servicios de esta clase- que los servidores deben ubicarse geográficamente en países que respeten los derechos de autor.

Además, la idea es combatir la piratería incluso si para aquello hay que atentar contra la privacidad del usuario, por ejemplo, al pedir una cuenta de correo electrónico válida al momento del registro en el servicio para usarla más adelante como identificación de la persona en caso que ésta haya incurrido en algo ilegal, como para dársela a las autoridades y así encuentren al acusado para su procesamiento judicial.

Y no sólo eso: a petición de quienes poseen los derechos de autor se podría dar el permiso para registrar los archivos del usuario en caso que sea sospechoso y después de algunas notificaciones escritas no responda las preguntas de Rapidshare sobre la situación.

Otra medida extraña es la que dice que premiar a los dueños de cuentas en Rapidshare (o cualquier otro servicio) basándose en el volumen de descargas que consigues está mal, ya que las personas estarían ganando dinero con esta práctica que potencialmente podría estar apoyada por contenidos ilegales.

O sea, la sospecha aquí es y será el principal argumento por sobre los hechos, usándola como argumento para tomar acciones que seguramente alejarán a las personas de Rapidshare. Claro, si es que están haciendo algo ilegal.

Link: RapidShare Publishes Anti-Piracy Manifesto for Cyberlockers (TorrentFreak)