Para el 2035 podría estar listo el avión verde

Para el 2035 podría estar listo el avión verde

por

El costo cada vez mayor de los combustibles se ha transformado en un grave problema para las compañías aéreas, las cuales ven caer sus beneficios y deben aumentar constantemente sus tarifas, además del impacto ecológico que los vuelos comerciales implican.

El costo cada vez mayor de los combustibles se ha transformado en un grave problema para las compañías aéreas, las cuales ven caer sus beneficios y deben aumentar constantemente sus tarifas, además del impacto ecológico que los vuelos comerciales implican.

Por ese motivo, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Estados Unidos lleva varios años intentando desarrollar un avión que no sólo ocupe menos combustible, sino que además sea capaz de transportar un mayor número de pasajeros.

Recortes recientes indican que esta maravilla tecnológica podría estar ad portas de ser realidad, ya que según medios ligados al sector aeronáutico, el equipo del MIT que trabaja en el proyecto ya estaría realizando pruebas en un túnel de aire de un modelo innovador cuyo consumo de combustible sería un 70% menor que el de los actuales Boeing 737-800.

El diseño del avión, llamado Double-bubble D8 (burbuja doble), es el resultado del trabajo conjunto del MIT y la Agencia Espacial estadounidense (NASA) junto con Boeing, Northrop Grumman y GE Aviation.

Según reportan, la nave emitirá un 75% menos de óxido de nitrógeno y logrará transportar a unos 180 pasajeros en recorridos de 4.400 kilómetros sin la necesidad recargar combustible. Este bajo consumo y eficiencia se deben a un diseño más aerodinámico y a una mejor distribución del peso.

Una jugada importante en el diseño fue cambiar los motores desde los costados a la parte posterior del avión, utilizando el principio aeronáutico llamado “succión de capa límite”. En las pruebas actuales se usaría un modelo de Double-bubble veinte veces más pequeño que el original (y sin combustión), para así comprobar que al menos el 49% del ahorro energético viene de las innovaciones en el diseño.

De tener éxito, pasarían a probar un modelo 11 veces menor que el real y con combustión, poniendo a prueba ahora la efectividad de ubicar los motores en la parte trasera. El resultado de este cambio en el diseño es una estructura de mayor amplitud y con una forma parecida a una “doble burbuja”.

Este avión no es el único proyecto que la NASA tiene entre manos para la renovación del transporte aéreo. El modelo conocido como Boeing Sugar Freeze consumiría un 60% menos que los aviones actuales. SUGAR viene de Subsonic Ultra Green Aircraft Research (Estudio de Aviones ultra ecológicos subsónicos) y Freeze se refiere al tipo de combustible; gas natural líquido almacenado de forma criogénica. Este avión también promete un diseño más aerodinámico y con menor peso que los Boeings actuales.

De prosperar todas estas ideas, los aviones estarían surcando los cielos para el año 2035.

Fuente: El avión verde del futuro podría volar en 2035 (BBC)