NB Ranquin: 10 secuelas que desaparecieron franquicias

NB Ranquin: 10 secuelas que desaparecieron franquicias

por

Secuelas mediocres, saturación de género y más juegos que le dieron el tiro de gracia a algunas franquicias. Revisa nuestro conteo semanal

El anuncio de una  secuela es (por lo regular) una noticia agradable para los jugadores: revisitar mundos que logaron cautivar, ver rostros familiares y vivir una historia que merece ser contada. Tristemente, las segundas entregas no siempre son tan afortunadas como sus antecesores, dejando  mal sabor de boca en los fanáticos y decisiones difíciles a las compañías.

Existen incluso casos en los que una mala segunda parte ha desembocado en la desaparición de la franquicia, enterrando todo lo que alguna vez fue reconocido y venerado por los aficionados.

A continuación les presentamos el ranquin de secuelas que asesinaron desaparecieron sus franquicias.

Dino Crisis 3

Mejor conocido como el vástago de Resident Evil y Jurassic Park, Dino Crisis vio su fin con la salida de la tercera entrega para la Xbox. El título, que bien pudo llamarse “Dinosaurios a bordo”, estuvo enfocado más a la aventura (maldito jetpack) que al survival horror, abandonando su legado y su sello. Problemas de cámara, una pésima actuación de voz y los escenarios reciclados terminaron por extinguir la continuidad del ahora fósil.

Banjo-Kazooie: Nuts and bolts

Receta para el fracaso: tome uno de los mejores juegos de plataforma de hace dos generaciones; retire prácticamente todo lo que caracterizaba al título y marínelo con un concepto que a pocos puede gustar. El resultado es Banjo-Kazooie: Nuts and bolts, una de las grandes decepciones de Rare para la Xbox 360. Tras ocho años desde la salida de Banjo-Tooie, uno de los duetos más recordados de la industria regresó recargado gráficamente, pero con una jugabilidad que traicionaba por completo la esencia de la franquicia. El armado de vehículos hubiera funcionado para ciertas partes del juego, pero no para basar la mayoría del desarrollo en dicho concepto.

Final Fantasy Crystal Chronicles: The Crystal Bearers

Como es bien sabido, el regreso de Final Fantasy a las consolas de Nintendo no fue el más brillante de la historia; sin embargo, la nueva propuesta que ofrecía Crystal Chronicles logró su cometido al captar la atención de algunos jugadores que disfrutaron de la bocanada de aíre fresco. A pesar de esto, la serie vio truncado su avance con el lanzamiento de The Crystal Bearers para Wii, una experiencia con jugabilidad repetitiva y tediosa exploración, lo que terminó por desaparecer el discreto regreso de la franquicia de Square-Enix a Nintendo.

Empire Earth III

Simplificar un juego no siempre es la mejor opción para dar gusto a los jugadores, y menos cuando se trata del género de estrategia en tiempo real. Este fue el gran pecado de Empire Earth III, juego que no sólo decepcionó grandiosamente con su inteligencia artificial, sino que limitó la jugabilidad a conseguir la mayor cantidad de recursos para crear unidad tras unidad y aplastar al enemigo, quitándole toda la estrategia y diversión. Un lustro después de su lanzamiento nada nuevo se ha sabido de la serie de Sierra Entertainment, por lo quizá ya podamos dar la franquicia por desaparecida.

Bubsy 3D

(c) AndrewDickman devianart.com

Los más acérrimos fanáticos de la era de los 16 bits seguro recordarán a este gato antropomórfico surgido a principios de la década de los 90, esa época en la que el género de plataforma reinaba en la industria y todo era felicidad. De manera sorpresiva (o tal vez predecible) el salto de Bubsy a la tercera dimensión en el PlayStation fue considerado poco menos que vomitivo. Bubsy 3D sufrió de un diseño espantoso, una temática monótona y muy pocas razones para jugarlo, lo que quizá deje claro que algunas sagas deben retirarse en el momento apropiado.

Perfect Dark Zero

Aunque el juego distó de ser un completo bodrio, hubo críticas divididas en la comunidad con respecto a esta precuela. Por un lado se aclamó al título como buen representante del género y digno sucesor de Perfect Dark; mientras que otros lo calificaron como un disparador genérico, sin mucha innovación e inferior a lo que fue su nacimiento en la Nintendo 64. Todo esto aunado con el largo periodo de tiempo que tomó su desarrollo (cerca de 4 años).

Luego de su lanzamiento, Rare ha destinado su tiempo a otros proyectos, dejando lo que quedó de Joanna Dark enterrado en el hoyo de franquicias desaparecidas.

Turok

Dinosaurios y balas, el regreso de la mítica saga de la Nintendo 64 a las consolas de la actual generación causó gran revuelo en un principio, aunque poco a poco se fue enterrando ante el descontento de los fanáticos que habían crecido con el famoso nativo americano cazador de réptiles prehistóricos (que por cierto en esta entrega se sustituyó con un Marine). Desde muy temprano en el juego la historia se tornaba confusa y poco interesante, mientras que las fluctuaciones en la inteligencia artificial terminaron por frustrar a la gran mayoría. El juego en sí no fue del todo malo, pero su legado fue suficiente para que los desarrolladores dejaran de pensar en dinosaurios.

Tony Hawk Shred

Cuando vi por primera vez el juego de Tony Hawk Shred, tuve muchas dudas con respecto a si esta vez sí funcionaría el periférico en forma de tabla incluido en la entrega anterior. Tristemente mis dudas quedaron confirmadas al leer el siguiente mensaje en un foro: “¿Lo has conseguido (sincronizar el periférico)? ¡Yo ya no sé qué más puedo hacer! Me dan ganas de devolverlo (el juego) a la tienda…” El tema dedicado al título se encontraba plagado de comentarios similares, decepción y frustración. Por si no fuera poco, la última entrega del patinador mejor pagado del mundo ofrecía un pobre repertorio de misiones y trucos, todo incluido en un bonito paquete envuelto con gráficas inferiores y…una sección en Snowboarding.

Una colección de Tony Hawk en HD está en camino y llegará vía DLC el próximo mes de julio, aunque parece que una nueva entrega no figura en los planes de Activision.

Guitar Hero y la invasión del 2009

Lanzar un juego cada año se ha convertido en una práctica común para un gran número de compañías en la industria. Pero en 2009, esta tendencia no fue suficiente para Activision y su Guitar Hero, la cual terminó por desgastarse al lanzar cinco juegos de forma consecutiva: Metallica, On Tour: Modern Hits (DS), Smash Hits, Guitar Hero 5 y Van Halen (sin mencionar Band Hero). Aunque el hecho agradó a muchos aficionados de la guitarra plástica, otros lo interpretaron como una estrategia barata y sin mucho sentido, dejando a Warriors of Rock como la última entrega hasta la fecha, desde la cual han transcurrido dos años.

Duke Nukem Forever

Sé lo que muchos podrían pensar ¿Un tropiezo y ya me lo estás matando? Es cierto, pero vaya que la caída le causó severos traumatismos que han dejado en coma (quizá permanente) al Harry el Sucio de los videojuegos. No sólo fue ridículo el tiempo que estuvo en desarrollo Duke Nukem Forever (15 largos años) sino que el producto final se ganó un sinfín de galardones como el peor juego del año 2011. Con semejante historial ni siquiera reuniendo las siete esferas del dragón podrían revivir a este ícono de los 90.

Quizá no todas estas secuelas fueron las únicas responsables de que sus protagonistas estén enterrados actualmente, aunque sin duda son recordadas como la cereza del pastel que anunció su fracaso y su inminente desaparición.

¿Qué secuelas mataron a sus franquicias preferidas?