NB Ranquin: 10 colecciones que nos gustaría ver remasterizadas en HD

NB Ranquin: 10 colecciones que nos gustaría ver remasterizadas en HD

por

Los juegos remasterizados están de moda. A continuación les dejamos una lista con algunas colecciones que nos gustaría ver en alta definición.

Remasterizaciones en HD, lo que antes parecía un hecho aislado, hoy día se ha convertido en una moda que se extiende por diversas compañías y abarca casi todos los géneros. Después de todo, revivir los clásicos de la generación pasada no sólo atrae nuevos adeptos a las grandes franquicias, también significa generar ganancias a cambio de una mínima inversión por parte de las publishers.

A pesar de la variada lista disponible, aún quedan algunas joyas que bien podrían ganarse su lugar en los anaqueles, y por qué no, traer de vuelta a unas cuantas sagas que se perdieron en el salto generacional.

A continuación les presentamos 10 franquicias que nos gustaría ver en alta definición.

Star Wars: Rogue Squadron (Rogue Leader y Rebel Strike)

¿Qué sería Star Wars sin sus juegos de naves? A pesar de que este género le dio identidad en la industria de los videojuegos a la opera prima de George Lucas, los últimos lanzamientos del universo Jedi (que no han sido pocos) se han alejado de su origen para darle peso a otras propuestas. Aun así, la franquicia Rogue Squadron permanece como uno de los títulos más entrañables que aportó Factor 5 a las consolas de Nintendo, por lo que sin duda traerá alegría a los fanáticos si estos títulos pasaran por el tratamiento HD.

Grand Theft Auto (III, Vice City y San Andreas)

Es imposible hacer una lista de juegos a remasterizar sin tomar en cuenta los tres títulos que le dieron nombre, fama, y reconocimiento a Rockstar Games. La serie Grand Theft Auto en la época de los 128 bits no sólo se dedicó a generar polémica, también marcó el claro ascenso del sandbox, uno de los géneros más apreciados y valorados entre los jugadores. La diversidad de diseño en los escenarios, personajes, vehículos y otros elementos del juego, bien  puede ser pretexto suficiente para tener una versión en alta definición.

Kingdom Hearts (Birth by Sleep, I y II)

Sí, es Disney con una embarrada de Final Fantasy, pero si eso no evitó que la franquicia tuviera buenas ventas en su momento, un lanzamiento en HD seguramente tampoco lo hará. Kingdom Hearts es sin duda una bizarra mezcla que consiguió una buena cantidad de seguidores, aunque su rumbo enfocado principalmente a las portátiles ha resultado en el distanciamiento de unos cuantos. El lanzamiento de una versión mejorada gráficamente de estos tres títulos puede ser un buen incentivo para todos aquellos que esperan la tercera parte; claro, si es que algún día la hay.

Fatal Frame (1, 2 y 3)

¿Qué podría ser más divertido que internarse en lúgubres locaciones para exorcizar espíritus con el simple click de una cámara fotográfica? Hacerlo en alta definición. Fatal Frame es una de las sagas más pedidas por la comunidad jugona para dar el salto a la HD, y aunque han surgido muchos rumores al respecto, Tecmo no ha emitido declaraciones sobre el tema, por lo que tal vez los aficionados del juego deban seguir a la espera antes de comprar un nuevo par de pantalones.

Clover Studio Collection (Okami, God Hand y Viewtiful Joe)

Deidades japonesas, artes marciales y mucho humor, estos tres títulos del extinto Clover Studio brillaron por su singularidad, aunque no consiguieron sobresalir como lo hubiera querido Capcom. Sin embargo, a pesar de que permanecen como títulos discretos, un gran sector de jugadores los considera como piezas imperdibles, aunque conseguirlos actualmente no es tarea fácil (mención honorífica a God Hand). La salida de una colección para la generación en curso sería ideal para no dejarlos pasar.

Soul Calibur (1, 2 y 3)

Tal vez uno de los géneros más ausentes dentro de la ola de reediciones sea el de peleas, y aunque muchos lo podrían ver como algo innecesario, la gran ventaja de las colecciones es precisamente probar títulos que nunca llegaron a las manos del jugador. Para este honroso caso se puede encontrar uno de los estandartes de la subestimada Dreamcast: Soul Calibur.  La franquicia produjo tres entregas la década pasada, lanzando la tercera parte con exclusiva para la PlayStation 2, por lo que sería una opción viable para completar el repertorio.

Final Fantasy (Final Fantasy VII Crisis Core y Final Fantasy Dissidia 012)

¿Por qué no seguir la tendencia de adaptar juegos de PSP a las consolas caseras y aprovechar dos de los hits que tuvieron más eco en la portátil de Sony? Misma franquicia, diferente género, aunque no son los juegos más representativos de Final Fantasy, tanto Crisis Core como Dissidia 012 consiguieron abrirse un espacio en el mercado (uno por su nombre, el otro por su propuesta) en especial Dissidia 012, un sueño hecho realidad para los amantes del smash.

Onimusha (1, 2 y 3)

Es cierto, Capcom no atraviesa por su mejor momento en la industria: las decisiones que ha tomado en cuanto a contenidos descargables, aunado con el lanzamiento de títulos poco pulidos, han provocado un evidente disgusto de los jugadores. Pero no hay que olvidar que existieron tiempos en donde lo único importante eran los juegos.

Onimusha es un claro representante de esta era, una trilogía que se quedó en la generación pasada, a pesar de que  fue considerada una de las series más reconocidas de la compañía. Aquellos que disfrutan de la fantasía en el feudalismo nipón pueden dirigirse a los foros de la empresa y pedir su remasterización.

Max Payne (1 y 2)

Con la tercera entrega a la vuelta de la esquina y tras nueve años de ausencia, no hay mejor momento para revivir a Max Payne que ahora, y qué mejor forma de hacerlo que trayendo los títulos anteriores con su arregladita para la alta definición. Los títulos tal vez no tengan las mejores gráficas de la generación pasada, y su jugabilidad no sea perfecta, pero cuando se trata de convertirse en un gatillo feliz, son pocos los que se pueden negar.

Castlevania (Lament of Innocence y Curse of Darkness)

Hasta antes de la salida de Lords of Shadow, la serie de Castlevania parecía olvidada por sus desarrolladores; pero antes de dicho lanzamiento hubo dos títulos que pasaron sin pena ni gloria por la pasada generación (omitiendo por supuesto las buenas entregas para la Nintendo DS). Lament of Innocence y Curse of Darkness quizá no contaron con el éxito conseguido en la era de los 16 bits, pero fueron los juegos encomendados a sostener el nombre de Castlevania en la industria.

Aunque la tendencia se enfoca a remasterizar dos o más juegos en un sólo paquete, también hay otras opciones “solteras” como Dragon Quest VIII o Panzer Dragoon Orta, títulos que sin dudad podrían regresar esta generación sin sentirse viejos.

¿Qué juegos o colecciones te gustaría que vieran la luz como remasterizaciones en alta definición?