Ginecólogo dice que identificó la existencia del Punto G femenino

Ginecólogo dice que identificó la existencia del Punto G femenino

No se sabe si todas las mujeres lo poseen, pero existe un ginecólogo lo confirma en una disección realizada a un cadáver.

El tan polémico y misterioso punto G podría haber sido encontrado físicamente, según dice el ginecólogo Adam Ostrzenski, quien reclama haberlo identificado mientras realizaba la disección de la pared vaginal del cadáver de una anciana de 83 años. Su estudio se publicó esta semana la revista especializada en salud sexual “Journal of Sexual Medicine”, no sin causar revuelo.

El punto en cuestión se halló en una cavidad diminuta y bien definida situada en la parte posterior de la membrana  del perineo, a unos 16,5 milímetros de la parte superior del orificio de la uretra, creando un ángulo de 35 grados con la parte continua de la uretra, esto según la inspección a fondo del médico.

Es así como, formado por 3 partes diferentes, el enigmático punto G medía 0,4 milímetros de altura, 8,1 mm de largo y ancho que variaba entre los 3,6 y 1,5 milímetros. Por otra parte, una vez extraído del cadáver este varió sus dimensiones entre 8,1 a 33 milímetros.

Si bien ya habían suposiciones sobre la existencia de este enigmático punto de placer en la anatomía femenina, el estudio podría confirmar que realmente existe, lo que serviría para mejorar la función sexual femenina, además de conducir a una mejor comprensión de ésta.

Por otro lado, existen científicos más escépticos sobre este “descubrimiento”, que señalan que es algo muy subjetivo y que al parecer sólo se daría en ciertas mujeres.

Siguiendo esta ola de dudas, la investigadora sexual Debby Herbenick dijo que este estudio corresponde a un caso relativo a la disección de una mujer de la cual se desconocen sus experiencias y preferencias sexuales, por lo que es imposible saber si finalmente disfrutaba de sus encuentros amorosos.

En 2008, un investigador italiano publicó un artículo en que realizaba ecografías tanto a mujeres que decían experimentar orgasmos, como las que no. Se concluyó que el punto en cuestión existe, sin embargo no todas lo poseen.

Frente a esto, Herbenick menciona que este último hallazgo no es mucho lo que aporta a la investigación, de modo que se desconoce si el punto G es una extensión del clítoris o una estructura nueva, o que ésta tenga que ver o no con el placer sexual, las sensaciones eróticas o el orgasmo, sentenció la científica sexual.

Link:  After Decades of Mystery, Has the G-Spot Been Found? (POPSCI)