Foursquare bloquea acceso a aplicación que servía para rastrear chicas

Foursquare bloquea acceso a aplicación que servía para rastrear chicas

Girls Around Me utilizaba información pública de Foursquare y Facebook para mostrar las chicas en un sector cercano al usuario.

Girls Around Me es una aplicación para iOS que en los últimos días ha estado envuelta en una situación bastante polémica, y todo debido al funcionamiento de la misma. Si el nombre no fuera lo suficientemente explícito, una descripción vale más: la aplicación le indica al usuario si hay chicas cerca de su ubicación, conectándose a Foursquare para “detectar” a quienes hayan hecho un check-in en un lugar cercano, y después conectando con Facebook para obtener los nombres y las fotos de perfil de las chicas en cuestión. Y hasta permite enviarles un mensaje.

Lejos de ser inofensivo o apenas una herramienta para conseguir chicas, la reprobación de las personas se hizo latente de inmediato debido a la invasión a la privacidad que esto supone. Y es que las mujeres nunca saben que alguien cercano las está vigilando, aún cuando toda la información obtenida por la aplicación es la que los propios usuarios hacen pública, ya sea en Facebook o en Foursquare.

Por supuesto, las reacciones de las partes involucradas no se hicieron esperar. La respuesta de Foursquare a través de un portavoz fue contuntende: “Esto es una violación de las políticas de nuestra API, por lo que ya nos contactamos con el desarrollador y les retiramos el acceso a la API”; por su parte, Apple ya retiró la aplicación desde iTunes.

Girls Around Me es desarrollada por la empresa rusa SMS Services O.o.o., y si bien permite localizar hombres y mujeres, por defecto viene configurada para rastrear solo féminas. No tiene (o no tenía) costo alguno, aunque después de usarla un par de veces había que pasar por caja para seguir buscando y detectando posibles personas de interés.

Quizás lo más complicado del asunto es que, por mucho que las funciones de Girls Around Me sean muy discutibles, lo cierto es que la información recogida por la aplicación no incluye nada que los usuarios no revelen de forma pública; y es que no accede a fotos privadas o datos ocultos al público, sino que simplemente recogía lo que estaba al alcance de todos. Y en esos casos, apuntar a un solo responsable se hace algo complicado.

Link: Girls Around Me: An App Takes Creepy to a New Level (New York Times)