El taxi espacial de Boeing sigue avanzando a paso firme para su despegue en el 2016

El taxi espacial de Boeing sigue avanzando a paso firme para su despegue en el 2016

La cápsula CST-100 ya cumplió satisfactoriamente su primera prueba de aterrizaje con paracaídas y airbags.

Como ya se sabía, Boeing está metida de lleno en la carrera espacial gracias al CST-100, o un taxi espacial que de aquí a un par de años debería ser capaz de poder transportar pasajeros hacia la estación espacial internacional y otros lugares alrededor de la (no muy alta) órbita terrestre.

El trabajo en el CST-100 va avanzando bastante bien, según la misma compañía, y tanto que a principios de mes se llevó a cabo una prueba para evaluar el sistema de aterrizaje de la nave. Dice John Elbon, vicepresidente y gerente general del programa espacial de Boeing, que el CST-100 “está programado para aterrizar en el desierto y con airbags, y en la primera prueba, lo soltamos desde un helicóptero y revisamos el despliegue y el funcionamiento de sus tres grandes paracaídas”.

En mayo se llevará a cabo una nueva prueba de la cápsula, que mide 4.5 metros en su punto más ancho, puede transportar un máximo de siete personas y se puede utilizar hasta diez veces. Elbon también dice que el programa podría despegar el año 2015, pero por cuestiones de presupuesto lo más probable es que lo haga recién en el año 2016.

Boeing tiene planes interesantes para este sistema de taxis espaciales: “Hay potencial de crecimiento significativo una vez que el transporte espacial de baja órbita esté disponible”, cierra Elbon, agregando que entre sus clientes perfectamente podrían contarse países que no pueden costear su propio programa espacial. Y mejor aún, cuando la NASA ya no trabaja en su programa de transbordadores y es el sector privado el que está desarrollandose en forma paralela, lo que podría ser muy beneficioso en el futuro.

Link: Boeing’s Private Space Taxi to Take Flight by 2016 (Space.com)