5 autos voladores que podríamos ver pronto en el aire

5 autos voladores que podríamos ver pronto en el aire

Varias empresas están trabajando en concretar el sueño de volar de forma fácil y práctica. Estos son algunos de los prototipos.

Desde los Supersónicos a Volver al Futuro, muchos han soñado con un vehículo que nos permita transportarnos por el aire de forma práctica. Todavía no hay nada que se acerque a ese sueño, pero distintos actores están trabajando en crear una nave aérea que también pueda usarse sobre una carretera.

Aquí exponemos cinco proyectos que se están trabajando actualmente y que podrían convertirse en realidad en poco tiempo.

Terrafugia Transition

Posiblemente es el más avanzado del grupo, con pruebas de vuelo y permiso para andar por la calle otorgado. El Terrafugia usa gasolina sin plomo de auto, y puede volar a una velocidad de 172 km/h, o andar por la calle a hasta 105 km/h. Tiene alas que se pliegan, de modo que puede estacionarse en un garage estándar. Puede llevar al piloto y a un pasajero.

Parajet SkyCar

Este proyecto es desarrollado por la empresa británica Parajet, que utiliza un paramotor y un parapente amarrados a un buggy de arena, que le permite mantener estabilidad en el aire. Si el motor falla, el auto puede usar el parapente para aterrizar de vuelta. El prototipo funciona con biodiesel. Aunque la idea original era que su primer vuelo fuera desde Londres hasta Timbuktú, los creadores del carro sólo obtuvieron permiso para volar desde el sur de España hasta Mauritania. El auto hizo mucho ruido en 2010, pero desde entonces no se ha sabido mucho más de él.

Moller M400 Skycar

Está en etapa de prototipo todavía, pero el plan es que pueda transportar a cuatro personas, y que sea sencillo de operar para convertirse en un medio de transporte popular. El auto ha estado en pruebas desde 2003, pero hasta el momento no ha logrado volar, sólo suspenderse a poca distancia de la superficie.

PAL-V One

Presentado hace algunas semanas por una empresa holandesa, el PAL-V tiene un diseño diferente al resto al tratarse de un girocóptero con un propulsor en la cola y un rotor de helicóptero para impulsarlo hacia arriba. En la tierra, el propulsor y el rotor son desactivados y la energía es desviada a las tres ruedas del aparato, lo que lo convierte en algo más parecido a una moto que a un auto. Tiene dos asientos, un motor de gasolina, y alcanza una velocidad máxima en tierra de 180 km/h.

Scaled Composites Model 367 BiPod

El BiPod ha ganado notoriedad por tratarse del último diseño del legendario Burt Rutan antes de jubilarse. El aparato usa dos cabinas gemelas unidas por un ala. Las alas de los costados, que le permiten volar, se pueden retirar del aparato para andar en la calle. La cabina de la izquierda está diseñada para manejar por la calle, mientras que la de la derecha tiene los controles de avión. Para funcionar usa un motor de gasolina que impulsa un generador eléctrico, que a su vez energiza dos motores de 15 kW que manejan las ruedas para el aterrizaje, y cuatro motores para los propulsores.