A Google le importa Android... pero no demasiado

A Google le importa Android... pero no demasiado

A pesar de estas declaraciones, no olvidemos que Google invirtió 12.5 mil millones de dólares en la compra de Motorola Mobility para embolsillarse sus patentes y proteger al sistema del robot.

En toda relación siempre hay uno que ama más y entre Android y Google la cosa parece no ser diferente pues, mientras que el robot salió de la costilla del aquel que “érase una vez” un buscador, éste no ha titubeado a la hora de catalogar como “importante, pero no crucial” al que hoy por hoy es, paradójicamente, uno de los sistemas operativos móviles más solicitados en todo el mundo.

Pues así es como le va a un Android de orgullo herido por las declaraciones del presidente ejecutivo de Google, Larry Page, durante su intervención como testigo en un juicio por patentes y propiedad intelectual en el cual Oracle Corp es el otro litigante.

Google, cargando a cuestas varias acusaciones según las cuales infringe derechos de propiedad intelectual relacionados con el lenguaje Java, se defiende como puede con el argumento de que Oracle tendría limitados sus derechos sobre Java al tratarse de un código abierto.

Y hablando de códigos y patentes, sale una duda: ¿Cómo es que Google se gasta 12.5 mil millones de dólares en la adquisición de Motorola Mobility con el propósito de ostentar una cartera de patentes con las cuales proteger y defender a Android de sus adversarios y luego dice que le parece importante pero no para morirse?

A juzgar por ello lo que surge es pensar que a Google, y vaya que muy para bien, simplemente se le ha puesto grande la mascota.

Producto del despecho

Lo de Google hacia Android no sería tanto amor del bueno como hasta ahora habíamos pensado, pues según Page la decisión de crearle se debió, en gran medida, a que los sistemas operativos existentes no eran capaces de brindar a los usuarios de smartphones una experiencia completa.

Así habría surgido la idea de hacer un sistema operativo propio, pensado por Google con miras a sacarle el máximo provecho a Google mismo. “Estábamos realmente frustrados por no poder acercar nuestra tecnología a la gente”, dijo Page quien, además, aclaró que ni siquiera al cabo de esta frustración se había pensado en la creación de Android, sino que la primera idea fue una alianza con Sun Microsystem, desarrolladora de Java a la que Oracle absorvió en 2010, y que la imposibilidad de esta alianza habría sido el verdadero motivo para darle vida al robot.

Vamos, que no estamos hablando de una tontería. Es el primer sistema operativo móvil del mundo y Google puede darse el lujo de tratarle con desdén, cosa que, si bien puede ser buena para la compañía al mantenerle en la búsqueda de algo mejor, sin aferrarse a su gran idea de un día, ojalá no acabe por ser una arrogancia que se haga costumbre, pues de reyes derrumbados está lleno este mercado y, si no, que nos lo digan Nokia y RIM… “Nadie sabe lo que tiene…”

 

Link: Android: “important but not critical” to Google, says Page in Oracle trial. (The Guardian)