3 factores que sustentan el explosivo éxito de Instagram

3 factores que sustentan el explosivo éxito de Instagram

¿Mil millones de dólares por una aplicación que hace filtros para foto? Créeme, para Facebook es mucho más que eso...

Cifras

Instagram se posicionó como la red social móvil más importante del mundo. No por nada tenía una comunidad de 30 millones de usuarios sin siquiera lanzar su aplicación para Android, cantidad que crecía abultadamente tras apenas un par de horas desde su liberación. Antes de esto, el volumen de fotos excedía los 5 millones de subidas cada jornada, cifra que ha visto un aumento en la última semana gracias a los nuevos usuarios.

Recientemente el Wall Street Journal cifró en USD $500.000.000 el monto que costaría la empresa de fotos casuales, siendo esta cifra 20 veces mayor a la que consignada hace un año, lo que habla muy bien de la organización de una empresa que acusa tener entre 9 y 13 empleados.

Finalemente, Facebook pagó el doble.

Curiosamente, a causa de su nulo modelo de negocios, la empresa simplemente no generaba dinero de ninguna forma convencional… Y no lo necesitaban, pues limitándose a las donaciones y levantamientos de capital recibidos les daba para subsistir sin mayor problema. Eso, sumado a los ingresos que recibían por cuentas corporativas y/o específicas para marketing, les ayudó a tener para dar pagar las cuentas y quedar con más-que-algo en el bolsillo.

Experiencia

No es extraño pensar que gran parte de la experiencia que Instragram ofrecía hasta hace una semana va de la mano con el hardware utilizado para generar las interacciones. El iPhone es uno de los smartphones más exitosos de la industria móvil y su impacto impulsó de sobremanera el crecimiento de la comunidad que sustenta al servicio de fotos con filtro.

Sí, existían sucedáneos, pero todos carecían de distintas patas que en Instagram estaban 100% resueltas desde el comienzo: Filtros interesantes, cantidad de usuarios, viralización a través de redes sociales, fluidez de uso y una serie de otras características que hacían que los usuarios del teléfono de la manzana mordida tuviera un servicio cool desde todo punto de vista, envidiado y añorado en otras plataformas.

Si el iPhone resultaba un producto aspiracional, Instagram era parte de ese paquete. Si usabas Instagram te identificabas con un software y con un hardware específico y eso llenaba el ego de gente a la que esto le importaba. Sí, son los mismos que reclamaron airadamente por la llegada de esta app — elegida la más importante de 2011 por los de Cupertino — a algunos equipos de gama media y alta basados en el sistema operativo móvil de Google.

Incluso hoy existe una diferencia que separa aguas entre la versión de la aplicación para iOS y para Android: Tilt Shift. Curioso, casi insignificante, pero Android todavía no tiene la experiencia completa debido a la falta de esta característica. Eso calma las pasiones en la pelea y relaja un poco a los puristas, para quienes todavía es una afrenta la apertura del servicio.

Mal por ellos, bien por Instagram.

Comunidad

El usuario de Instagram es un usuario altamente fidelizado, que genera gran cantidad de interacciones durante el día. Ingresa en promedio unas 10 veces por día a la aplicación, ya sea por las notificaciones que recibe sobre comentarios a sus imágenes recientemente posteadas o para ver lo que sus amigos han cargado.

De hecho, tomando como base los 30.000.000 de usuarios antes mencionados, cada segundo se procesan 575 ‘like’ y 81 comentarios en distintas fotos. Ni hablar del exponencial salto que tendrá esto cuando Facebook se haga cargo de las interacciones, lo que podría potenciar bastante estas cifras al aumentar el potencial de exposición que tus imágenes tendrán en la red social de la F.

Las cifras del comienzo explican la evolución de esta comunidad realmente fascinada con Instagram, red social móvil más importante del momento que sigue teniendo una de las aplicaciones más descargadas a nivel mundial, todo esto gracias a su sencilla forma de acercar la post-producción de imágenes tomadas de forma casual para entregar resultados con un look mucho más profesional… O, al menos, así lo creen sus usuarios.

Sea como sea, será muy importante ver el devenir de esta compañía, su aplicación y las interacciones en el futuro para ver si realmente consigue consolidar un potencial económico y de crecimiento potencialmente explosivo, que junto con Facebook podría marcar el comienzo de una nueva era en lo que a fotografía casual se refiere, permitiendo llegar a cada equipo, a cada bolsillo y a cada usuario de la red social más importante del mundo con una solución de proceso de imágenes tan poderosa como sencilla.

¿Alguien dijo expectativas? Bueno, es tan simple como ver la cifra que pagó Zuck por la experiencia de este puñado de personas, un grupo que supo hacerla en el mundo de las redes sociales y ganar USD $1.000 millones con una idea tan ridículamente simple que fue un éxito.