Unánime: Al Razer Blade le cuesta justificar su precio

Unánime: Al Razer Blade le cuesta justificar su precio

En un nicho del mercado donde se pide más fuerza bruta que estilo, Razer parece que no le pegó el palo al gato.

El Razer Blade está empezando de a poco a llegar a la manos de quienes pueden pagar una máquina más cara que un año de universidad, y los análisis (más profundos) del equipo están empezando a aflorar en Internet en estos días. Después de leer varios, parece que el asunto es unánime: el aparato es caro, demasiado para lo que debería importar de un portátil hecho para jugar.

Les hago este especie de resumen-de-análisis-en-Internet porque prácticamente primero llegará Jesús antes que el Razer Blade aterrice oficialmente a Latinoamérica a precio decente. Además, sólo pudimos acceder a él durante la CES 2012 a principios de año, momento en el cual confirmamos nuestras sospechas iniciales. Todos comparten críticas muy similares sobre el aparato de Razer, que de alguna manera intenta ser diferente al resto de apuestas portátiles para jugar.

La máquina tiene un buen diseño, un tamaño sorprendentemente pequeño para lo que empaca, va a dejar húmeda a cualquier hembra geek que pase frente al equipo, pero no tiene forma de justificar el precio de USD$2.799 que pide. Las teclas personalizables y el Touchpad Switchblade UI matan cualquier competencia, pero cuando se junta con un rendimiento debajo de lo que se puede encontrar por el mismo precio, un software incompleto y unos altavoces deprimentes, es difícil recomendarlo por sobre otros equipos. Alienware, MSI y Samsung pueden respirar tranquilos, por lo menos hasta que Razer no decida lanzar una segunda versión o le de por permitir configurar el equipo – sí, el Razer Blade sólo tiene una única configuración y precio.

El resto de mortales puede seguir soñando a Razer lanzando el Switchblade de forma aparte.

Links:
Razer Blade review (The Verge)
Razer Blade review (Engadget)
Razer Blade Review: Sharp, But… (Gizmodo)