Apple y Foxconn se comprometen a mejorar las condiciones laborales tras informe

Apple y Foxconn se comprometen a mejorar las condiciones laborales tras informe

El reporte confirmó las jornadas laborales interminables, los salarios bajos y un ambiente inseguro, sin embargo, los empleados no parecen disconformes con su realidad.

Huang Hai lleva dos años trabajando en Foxconn, tiene 21 años, y asegura que: “Es una buena compañía para trabajar, por que las condiciones laborales son mucho mejores que en otras fábricas pequeñas”.  La opinión de los empleados en China parece ser unánime, sin embargo, la reputación de esta empresa, que fabrica gran parte de la línea de productos Apple, no es positiva alrededor del mundo, bajo las acusaciones de imponer demasiadas horas extra de trabajo en condiciones poco saludables y por un bajo sueldo.

Así, y tras la visita hace un par de días atrás de Tim Cook, CEO de Apple, la institución norteamericana sin fines de lucro Fair Labor Association (FLA) emitió un reporte de 13 páginas concerniente a la situación que se vive al interior de dos plantes en Shenzhen y una en Chengdu, concluyendo que efectivamente se realizan algunas prácticas poco éticas hacia los trabajadores. Para reunir la información, se inspeccionaron las instalaciones y se entrevistó a más de 35 mil personas.

Principalmente, se denunciaron problemas de contratación al no reconocerse a muchas personas inmigrantes como empleados para otorgarles beneficios, así como también se develó un ambiente de poca confianza para asegurar la integridad física, siendo más importante aún la información que habla de que se trabaja un promedio de 56 horas semanales y un máximo de 61, con épocas punta donde no se descansaba en más de siete días de labor ininterrumpida. Además, si bien el salario está sobre lo requerido legalmente en China, se habla de que “aún no alcanza para costear las necesidades básicas”.

Frente a esto, Apple y Foxconn se comprometieron a realizar cambios, siendo la medida más relevante la de rebajar el máximo de horas extra que alguien puede hacer, lo que será compensado para la empresa a través de la contratación de más trabajadores para llenar ese tiempo.

Sin embargo, y como decía Huang Hai en un comienzo, para ellos las cosas no están así de mal como las vemos en occidente, por lo que ya se ha manifestado la preocupación de los chinos por la disminución en sus ingresos monetarios a raíz de el cambio en las políticas de la empresa. “Estamos preocupados porque tendremos menos dinero para gastar. Por su puesto, si trabajamos menos horas extra, significa menos dinero”, afirmó un empleado de 23 años.

Entonces las opiniones son divergentes, entre quienes sienten un peso en la conciencia por el estilo de vida que lleva la gente en China y los mismos trabajadores que están parcialmente conformes en su estado. Quizás el problema no sea lo que hace Foxconn en el país oriental, que parece ser mejor de lo que se acostumbra allá, sino que el sistema que permite esta clase de abusos en algunas partes del mundo es el que falla.

Links:
Foxconn Working Conditions 2012: Company Cuts Hours, Employees Ask Why (Huffington Post)
– Foxconn Factory’s Violations: iPad Factory Workers’ Grievances Detailed In Report (Huffington Post)