Opus 12, más que un reloj es una genialidad mecánica sin manillas

Opus 12, más que un reloj es una genialidad mecánica sin manillas

El nuevo modelo anual de lujo de Harry Winston utiliza un complejo mecanismo de marcadores giratorios que son un deleite visual.

Ya hace un año les contamos del asombroso reloj de lujo Opus Eleven de Harry Winston. Pues bien, sin falta ya salió el ejemplar correspondiente al 2012, que lleva por nombre Opus 12 (es uno al año desde el 2000). Más allá de los zafiros, el oro blanco y los precios inabordables para el ciudadano común, yo babeo por la intrincada configuración mecánica de estos modelos.

En el caso del Opus 12 -creado en colaboración con el fabricante Emmanuel Bouchet-, pese a ser un reloj análogo, no hay manillas. Más bien una serie de marcadores giratorios que van entregando la hora. Son 24 marcadores ubicados en parejas (de distinto largo; uno para la hora y otro para los minutos) cada cinco minutos, que se voltean en sus turnos dejando ver una cara azul metálico para indicar la hora.

Sé que suena un tanto complejo, pero en verdad es difícil de explicar con palabras, por ello, ante cualquier duda, al final va el video demostrativo del reloj. Si les queda claro, igual no dejen de verlo, porque su “asombrosidad” es aún más difícil de describir en un par de párrafos.

El resto de las magias que se aprecian con la secuencia de cada hora en punto o con el avanzar de los segundos, son pura “challa”; un aporte meramente visual de la sincronía coreográfica, pero ¡por Dios que se ve impresionante!

Quisiera lucirlo en mi muñeca, pero la casa sólo planea ensamblar 120 ejemplares que se irán por la módica suma de USD $260.000 la unidad

Link: This Mechanical Masterpiece Of a Watch Tells Time Without Hands (Gizmodo)