Microsoft cambia reglas, pide revancha y luego paga tras perder desafío de Windows Phone

Microsoft cambia reglas, pide revancha y luego paga tras perder desafío de Windows Phone

Un joven de California derrotó a los de Redmond en su juego, y los empleados de la tienda se desentendieron del asunto. Finalmente validaron su premio, no sin antes reclamar por redes sociales.

El desafío “Smoked by Windows Phone” ha acaparado gran cantidad de atención debido al interesante planteamiento respecto a que el sistema operativo móvil de Microsoft es mucho más rápido que cualquier otro OS en el mercado.

Bueno, todos sabíamos que tarde o temprano alguien iba a derrotar a Microsoft en su propio juego, y así sucedió cuando un joven llamado Sahas Katta se acercó con su Galaxy Nexus a competir por el honor de la raza androide, además del gran premio que era un computador de edición especial avaluado en USD $1000.

Tras firmar todos los papeles necesarios, Sahas compitió en el desafío, que esta vez se trataba de mostrar las condiciones climáticas de dos ciudades en el menor tiempo posible. A la señal de inicio, bastó muy poco tiempo para que el retador gritara “LISTO” y así lograba cubrirse de gloria al ser el primer Androide en ganarle de visita y con sus reglas a un teléfono con Windows Phone. ¡Venga ese computador!

Bueno, no fue tan así.

La reacción de la gente de la tienda de Microsoft donde ganó el desafío fue de incredulidad, y luego nefasta: Le dijeron que Windows Phone había ganado porque mostraba la información en la pantalla de inicio. Al mostrarles los widgets en pleno home la respuesta fue que WP había ganado “sólo porque sí”, acusando luego que la instrucción era mostrar dos ciudades distintas en dos estados distintos, algo que no fue mencionado al comienzo del desafío.

Acá algunos detalles: Sahas tenía desactivada la pantalla de desbloqueo de su teléfono por lo que fue sencillo tocar el botón de inicio y completar la tarea. Además, tenía dos widgets de clima abiertos porque — según él — tenía configurado por defecto tener a primera vista el tiempo en San José y en Berkeley, ambas ciudades del estado de California.

Molesto con la actitud del personal de la tienda el joven volvió a su casa, y luego de contar la historia en su blog, el propio Ben Rudolph — vocero y rostro del desafío — contactó vía Twitter a Sahas para decirle que pasara cuando quisiera de vuelta por la tienda para una revancha. Sin embargo, a poco andar el propio Rudolph volvió a contactar al ganador para decirle que validarían su premio y le darían un computador, un teléfono y — por supuesto — disculpas por el mal rato.

¿Por qué tuvo que llegar a redes sociales y medios de tecnología esto para que el premio fuera validado? Supongo que no lo sabremos nunca, pero lo bueno es que Sahas tendrá sus premios, entregando la transparencia perdida a un concurso interesante pero que podría haber perdido algo de credibilidad debido a este impasse.

¿Le habrá pasado a alguien más?

LinkWindows Phone Challenge: smoked by controversy (The Verge)