Justicia exige datos de los servidores argentinos que alojan a Cuevana

Justicia exige datos de los servidores argentinos que alojan a Cuevana

El fiscal de la causa solicitó a los titulares del servidor de hosting que mantiene online a Cuevana, toda la información necesaria para identificar a los partícipes de la empresa y su nivel de involucramiento.

Apenas ayer se conocía la noticia de que HBO ampliaría su demanda contra el sitio de streaming de video Cuevana.tv para incluír en la causa a nueve colaboradores de Tomás Escobar, fundador del sitio. Antes de que finalizara el día se supo que la Justicia también exigirá, a pedido de los demandantes, los datos de registro del dominio en los servidores locales de hosting.

A través de un oficio judicial emitido por el fiscal Facundo Saenz y a pedido del apoderado de un grupo de empresas de la industria del cine y televisión estadounidenses, la empresa Dattatec con sede en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, deberá entregar toda la información que le sea solicitada relacionada con los datos del registrante del dominio, la forma y medio de pago del servicio de hosting, el o los titulares de los medios de pago, domicilios de los involucrados y fecha de contratación de los servicios suministrados.

Esta solicitud fue emitida por el fiscal general de la Cámara Nacional de Apelaciones en los Criminal y Correccional de Buenos Aires y efectivizada por una comisión de la Policía Federal con sede en la ciudad de Rosario. En el oficio figura la solicitud de los datos a pedido del titular y apoderado del grupo de empresas asociadas en la demanda, entre las cuales se destacan Twentieth Century Fox Film Corporation, Disney Entreprises INC, Paramount Pictures Corporation, Columbia Pictures Industries Inc, Universal City Studios Productions y Warner Bros Entertaiment INC.

Con esta información, el fiscal de la causa intentará argumentar los principales delitos de los que se acusa al sitio Cuevana.tv, que según la jurisprudencia argentina actual, el principal sería la violación de derechos de propiedad intelectual, protegidos por la Ley 11.723, que data de 1933 y nunca fue actualizada.

Link: Descargas ilegales: la Justicia exige a servidores locales datos de Cuevana (infobae)