Las baterías de los smartphones nos han decepcionado

Las baterías de los smartphones nos han decepcionado

La duración de las baterías sería uno de los aspectos más decepcionantes de los smartphones de cara a sus usuarios.

Que si iPhone, que si Galaxy, que si Motorola o Nokia… La guerra de los teléfonos inteligentes se libra entre dimes y diretes de unos y otros fanáticos y, mientras algunos se plantean pantallas enormes o cámaras de resoluciones increíbles, lo que todos adolecen por igual es quizás uno de los aspectos fundamentales en el funcionamiento de cualquier equipo y es, por mucho, lo que más extrañamos de nuestros antiquísimos móviles: las baterías de los smartphones no duran para nada, y lo que es peor, duran cada vez menos, aunque por nuestros equipos pagamos cada vez más… ¿deprimente, no?

Lejos de los trucos de sabiduría popular que van desde la mitología científica de introducir códigos para liberar supuestas reservas de batería hasta simplezas como bajar el brillo o desactivar la vibración, hay algo claro y es que no hay ninguno de nosotros, salvo excepciones, claro, que tenga un móvil plenamente aprovechado en sus funciones que pueda sobrevivir a 24 horas lejos del cable de alimentación. Esta carencia es la que los investigadores de J.D. Power han vertido en un reciente estudio del cual se deriva que la duración de las baterías es lo que más insatisface a los usuarios de los teléfonos más modernos.

Así, más de 7 mil usuarios de smartphones dijeron sentir que las baterías de sus móviles no se dan abasto pero, ¿eso significa que hay algo malo en ellas? A decir de los expertos, no.

Los equipos evolucionan más rápido que las pilas, por lo que a mayor progreso en conectividad y funciones multitareas, más se le exige a una batería que en esencia está hecha igual que hace años y, obviamente, a mayor exigencia mayor desgaste. Además, los usuarios también estamos cambiando: cada vez pasamos más tiempo con el móvil en mano enviando infinidad de comandos que requieren, por supuesto, del uso constante de cargas de batería. Es tal cual como si mantuviésemos nuestra dieta habitual pero comenzáramos a hacer ejercicio, ir a pie a todas partes y dormir menos.

Lo que nos dice todo esto es que estamos siendo, en algún modo, injustos con las baterías de nuestros móviles. De entrada deberíamos confiar en que ellas podrán brindarnos una autonomía de entre doce y veinticuatro horas, según el uso que hagamos de nuestros teléfonos. En todo caso, los cargadores no pesan mucho, no perdemos nada con llevarlos para allá y para acá y, de paso, muchos equipos se cargan vía USB con el ordenador.

¿Qué piensan ustedes? ¿Cuánto les dura la batería? ¿Hay alguno de esos trucos míticos que sientan que les da resultado?

Link: Smartphone battery life: Are we expecting so much? (The Next Web)