La NASA ayuda a los Angry Birds en su nueva aventura

La NASA ayuda a los Angry Birds en su nueva aventura

La versión espacial del famoso juego salió junto a una completa línea de juguetes y adornos e, incluso, una edición de National Geographic.

“Hey, @RovioMobile, nuestros ordenadores son un poquitín mejores que nosotros en el ’69. Te podemos ayudar a lanzar aves si tú consigues cerdos en el espacio”. Con ese reto a través de la red social Twitter comenzó la aventura. Hoy, un año después, pájaros y puercos se enfrentan en entornos de gravedad distinta a la que conocemos.

El diseño del nuevo juego cuenta con el apoyo de la NASA en términos de definir la naturaleza de los movimientos y los escenarios de acuerdo a la física recreada teniendo como modelo el espacio. Y es que a la agencia espacial le ha convenido pactar: usando Angry Birds, sólidamente inserto en la cultura pop, llevan a los jóvenes conocimientos sobre dinámicas astrofísicas que quizás de otra manera no resultarían demasiado interesantes.

Para conseguir que todo encajase, la NASA incluso se tomó la molestia de hacer algunos experimentos que permitiesen diseñar con cierta lógica los 60 niveles de esta nueva entrega de Angry Birds, que en sus primeras horas arrasó con más de 50 mil descargas que no van a detenerse pues, otra de las bondades del desarrollador, existe para iPhone, iPad, iPod Touch y Android, así como ordenadores con MacOS y, próximamente otros sistemas operativos de escritorio.

Si quieren ganar, esta vez tendrán que aprender trucos para matar cerdos con gravedad cero en los planetas vecinos del lugar donde todo acontece y descubrir, por ejemplo, cuál es el máximo poder de las nuevas aves involucradas. Así, si no ganas por lo menos conocerás conceptos como “microgravedad” y le arrancarás una sonrisa de satisfacción a los chicos de la NASA. Si te va bien, o muy bien, irás descubriendo niveles extra que prometen mantenerte enganchado.

Éste es, quizás, uno de los proyectos más ambiciosos de Rovio hasta ahora. No en vano el lanzamiento de esta versión está acompañado de un sinfín de objetos de culto, como ya es costumbre, con la particularidad de que esta vez entre esos objetos se cuenta un libro de National Geographic sobre el espacio y un número especial del News Corp iPad Magazine que explica cómo se desarrolló el juego. Éste, por cierto, es el lanzamiento más grande que Rovio (y probablemente todos en la industria de los juegos móviles) ha hecho hasta ahora, al colocar en simultáneo con la aparición del juego una línea completa de productos alusivos en la cadena Walmart.

Por si eso fuera poco, Rovio podría obtener entre 2 y 5 millones de dólares mensuales sólo por publicidad gracias a su famoso juego. Lo mejor, para sus creadores, es que no se ve cercano su fin, a menos no desde el punto de vista de Peter Vesterbacka, uno de los cabezas de marketing de Rovio: “No nos sentimos como si estuviéramos ni siquiera cerca del final. En mi camino hacia el Reino Unido, me encontré con cuatro personas que nunca habían oído hablar de Angry Birds… Sólo estamos arañando la superficie. No todo el mundo sabe acerca de Angry Birds y hay 7 mil millones de personas en el planeta.”

En fin, Rovio nos dará más de qué hablar durante 2012, pues se prevé el lanzamiento de por lo menos cuatro nuevos juegos a los que se sumarían las versiones de Angry Birds según cada temporada y sus adaptaciones a plataformas como Facebook y Chrome Web Store, respecto a lo cual uno de sus líderes, Peter Vesterbacka, fija como objetivo “hacer de Angry Birds actor permanente en la cultura pop”.

¿Listos para jugar? 🙂 Mientras hacen su descarga, les dejo este vídeo que nuestro compañero Adriano compartió hace unos días:

Link: A Twitter conversation with NASA led to Angry Birds Space. (TechCrunch)