España: Desarrollan un sistema para aumentar la privacidad en el móvil

España: Desarrollan un sistema para aumentar la privacidad en el móvil

Sabremos quién nos pide nuestros datos y para qué los quiere. Entonces decidimos si le permitimos el acceso… o no.

El sistema es producto de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). A veces no somos conscientes de toda la información que se esconde en un dispositivo tan pequeño y al que pasamos pegados todo el día.

Reflexionemos. ¿Qué información personal puede tener un teléfono móvil?

Fotos nuestras y de la familia, que aprovechamos a sacar en la última tarde: ¡Los niños estaban tan simpáticos!

A quién llamamos y quién nos llamó, cuándo y cuánto duró (ese registro privado que piden en todas las pelis cuando se es sospechoso de asesinato).

Los SMS enviados y recibidos, incluidos los de las transacciones bancarias realizadas, información de la Seguridad social de altas y bajas, avisos de que acabas de sacar dinero del cajero…

Dónde estamos y por dónde nos movemos. Pues sí. A través del GPS. Por eso cuando viajamos a otros países, las antenas de telefonía móvil nos captan y nos envían saludos tipo: Bienvenido a Francia. Desde ahora su operadora será Tal. Que tenga una feliz estancia.

Os comentamos que en EEUU, denunciaron precisamente la existencia de móviles con un programa espía, colocado por los operadores para recabar datos de sus clientes relacionados con sus movimientos y hábitos de uso.

Y las operadoras no solo saben quiénes somos; también tienen nuestro número de cuenta.

A todo esto metamos también en la coctelera, la conexión a internet y la inseguridad de algunas redes Wifi.

¿En qué consiste el sistema desarrollado por los chicos de UPC?

Recolecta datos de nuestro propio móvil, permitiendo su uso a terceros pero bajo nuestra supervisión. Indicaremos nuestras preferencias de privacidad y podremos negar el acceso a ciertos datos dependiendo de quién los solicita y para qué.

Y por si tenemos alguna duda y queremos recordar algo, guarda un registro de todos los datos solicitados y del demandante de la información.

Cada vez podemos confiar menos en la seguridad de nuestro teléfono. Se está convirtiendo en un dispositivo indispensable que nos acompaña a todos lados y de uso masivo, por eso llama la atención de las empresas de venta de productos y servicios y de los creadores de virus.

Aunque ahora todavía es pronto (pero los malos han visto el mercado y se están esforzando), el futuro del móvil se mueve hacia el consumo de programas y aplicaciones que garanticen la protección de datos, igual que en el mercado del Pc.

No sé yo dónde iremos a parar con tanto gasto…

Link: Mi información siempre bajo mi control (Universidad Politécnica de Madrid)