Cuevana: 5 alternativas a tener en cuenta si es que lo cierran

Cuevana: 5 alternativas a tener en cuenta si es que lo cierran

No nos gustaría que pase... Pero si pasa, considera este listado como el objeto que está detrás del cristal a romper en caso de emergencia.

Sitios alternativos: Cuevana podría caer pronto, y probablemente tu interes por internet decaiga exponencialmente en el proceso. Como sabemos que no quieres que eso suceda, estamos seguros que ya tienes un arsenal de otros sitios en la barra de favoritos de tu navegador que suplirán — al menos por ahora — el agujero que podría dejar en tu alma y en tu tiempo libre el posible cierre de este portal. ¿Algún recomendado?

Torrents: Ah, el glorioso y nunca bien ponderado Torrent. Sí, puede ser lento y complejo de entender al comienzo, pero una vez que encuentras un buen lugar para descargar los archivos necesarios, podrás acceder a todo lo que necesites. Claro, eso si no te importa tener que esperar a que termines de bajar algo y recién ahí ver si era lo que andabas buscando.

Contenidos Online consumidos legalmente: Es la opción que nos gustaría recomendarte más, porque de esta manera estarás cumpliendo con pagar por material de excelente calidad, en un buen formato y asegurándote que estás adquiriendo o arrendando un servicio que tiene a una empresa detrás para responder ante cualquier falla. La recientemente llegada iTunes Store, servicios como Netflix, buzones de contenido local como Bazuca, medios de descarga como Google Play y todo aquello que se le asemeje te darán una buena experiencia a la hora de ver una película o escuchar el disco de tu artista favorito, ya sea en tu computador o en tu móvil.

DVD: ¿Di-vi-qué? Probablemente los recuerdes. Son unos discos brillantes que se parecen a los CD y a los Blu-Ray, y resultan bastante economicos de conseguir en gran cantidad de lugares. Peliculas clásicas y algunas más recientes están disponibles en este formato, que hoy se encuentra en un proceso de transición en que están destinados a caer en el olvido. Eso, sumado a la masificación de los reproductores, hacen del DVD el formato digital con soporte físico de mejor calidad y más barato al que se puede acceder hoy por hoy.

Volver a los métodos antiguos: ¿Te acuerdas cuando ibas a la casa de un amigo a ver una película? Socializar en persona podría ser la posibilidad más interesante de entregarte a una experiencia colaborativa de consumo de contenidos. Basta que uno haya comprado el Blu-Ray de la última película de Steven Seagal o de Sylvester Stallone para generar una instancia de encuentro con gente más cercana que la que sigues en Facebook o en Twitter. Si no, volver al cine, ir al teatro, reabrir tu cuenta en el maltrecho Video-Club de cerca de tu casa o grabar tus propias películas como en Be Kind, Rewind podría llegar a ser una opción interesante. ¿O será que alguien sale con una mejor solución en tiempo récord?