Captan a los primeros insectos que sobreviven al microscopio de electrones

Captan a los primeros insectos que sobreviven al microscopio de electrones

por

Accidentalmente, un científico descubrió que las garrapatas podían soportar la ausencia de aire, por lo que las sometió a una serie de pruebas más duras.

El científico Yasushito Ishigaki de la Univesidad Médica Kanazawa pudo haber grabado al primer espécimen vivo que pasa por el Microscopio Electrónico de Barrido (o SEM, por sus siglas en inglés). Se trata de la especie de garrapata Haemaphysalis flava.

Cuando vemos imágenes por el SEM, el sistema envía un haz de electrones para formar una imagen. Dependiendo de la forma y composición del objeto, los electrones lo reflejan o lo absorben de diversas maneras y posteriormente se recopila esta información para construir una imagen en blanco y negro.

Todo el proceso ocurre en el vacío ya que el aire distorsiona el haz. Usualmente, las muestras orgánicas están muertas por lo que son secadas, se le agrega un tinte y se fijan. Adicionalmente, se recubren con una capa de oro para que la imagen se vea con una mayor nitidez.

Ishigaki encontró accidentalmente algunas garrapatas en las cámaras de secado conectadas a la bomba de vacío. Aún cuando tenían más de 30 minutos sin aire, los insectos sobrevivieron. Para corroborar este hallazgo, colocó a 20 ejemplares vivos (8 adultos hembra y 12 ninfas) durante 30 minutos en el SEM. No fueron preparadas de una forma específica a excepción de agregarles un poco de cinta conductiva. Tampoco se les colocó el recubrimiento metálico, ya que se ha podido observar a los insectos muertos sin esta protección.

Lo sorprendente fue que los insectos siguieron vivos porque seguían moviendo sus patas. Si estuvieran muertos, sus extremidades se doblarían fuertemente contra su cuerpo. Poco después, las garrapatas se levantaron y se marcharon después de que Ishigaki pudo sarcarlas del microscopio.

Después, las ninfas fueron clasificadas aleatoriamente en tres grupos de ocho especímenes: Exposición al vacío con el haz de electrones, sólo al vacío y un grupo de control sin tratamiento. Del primer grupo, la mitad sobrevivió un par de días después de haber sido expuestas al SEM. Por otro lado, del segundo y tercer grupo, todas pudieron sobrevivir más de dos semanas.

Se cree que las garrapatas movían las patas para evitar el haz de electrones. Y cuando se enfrentan a las condiciones del vacío, pueden soportar la ausencia de aire por un largo período de tiempo sin efectos secundarios.

Lo que se pudo conseguir a mayor detalle es cómo se mueven estos insectos bajo el SEM , convirtiéndolos en grandes sobrevivientes y sumándose a la lista de ciertas bacterias, líquenes y algunos tardígrados que soportan la ausencia de aire respirable. Y es probable que las garrapatas se conviertan en candidatos viables para los próximos viajes espaciales a otros planetas.

Link: Stuffed in a vacuum and bombarded by electrons, a tick waves hello (Discover Magazine)