Historia: Nokia 7650, el primer smartphone de Nokia con Symbian

Historia: Nokia 7650, el primer smartphone de Nokia con Symbian

por

Los primeros pasos de Symbian Series 60 que ayudaron a construir el mercado de los Smartphones.

En el capitulo de hoy de “Historia en Wayerless”, hablaremos acerca de un equipo cuyo lanzamiento pasó desapercibido por gran parte de los actuales usuarios de teléfonos móviles, sin embargo, la historia lo cataloga como uno de los equipos más relevantes en la trayectoria de los teléfonos inteligentes.

Corría el año 2002, año en que el mercado móvil tenia diversas tendencias y los conceptos estaban a la orden del día. No había un esquema ni un norte definido; mientras Samsung se esforzaba por hacer móviles ultra pequeños, Sony Ericsson se esforzaba por diseñar los equipos con los mejores trazos y líneas del mercado. Por otro lado estaba Nokia creando teléfonos con diseños extravagantes, para nada pequeños y con especificaciones jamás antes escuchadas.

Todos estamos de acuerdo en que los teléfonos guardan cierta similitud con los ordenadores; tienen CPU, RAM, lugar de almacenamiento de archivos, un sistema operativo con una interfaz, etc. Sin embargo en aquellos años nosotros sólo atribuíamos esos términos a los ordenadores propiamente tal. Personalmente las primeras veces que escuché los términos antes mencionados en el mundo de la telefonía móvil fue cuando Nokia junto con Palm, comenzaron a provocar mucho ruido en el mercado. Eso ocurrió coincidentemente con el auge de los smartphones.

El Nokia 7650 no es el primer teléfono con Symbian, ni mucho menos el primer Smartphone del mercado, sin embargo es el Primer Smartphone hecho por Nokia y probablemente uno de los teléfonos menos exitosos de la compañía, y he aquí su gran mérito, puesto que Nokia estaba acostumbrada a ganar.

Por aquellos años Nokia no podía seguir con la formula del 1100 o la serie 3500. Debía reinventarse y crear algo interesante, que definieran un rumbo. El desafío de Nokia era no solo crear teléfonos que llamasen y tomaran fotos; debían ser también tu asistente personal, tenían que ser lo más abiertos posibles y capaces de ejecutar Aplicaciones.

Todo indicaba que el concepto de teléfono inteligente era lo que debían aplicar si querían transformar el mercado.

Los teléfonos inteligentes en aquel entonces eran toscos, poco intuitivos, muy grandes. Ninguno había sido exitoso, ni mucho menos rentable. El reto era: “Transformar fracasos en Éxitos” y el 7650 fue la primera piedra de Nokia para lograr el éxito en el mundo de los smartphones. Hay veces que es mejor unir lo mejor de los fracasos para crear algo exitoso, y eso es lo que precisamente hizo Nokia.

En aquel entonces ya habían usado Symbian en el Communicator 9210. Tenían algo de experiencia y decidieron usar aquel proyecto de S.O., además tenía un excelente historial de desarrollo (desde los tiempos de EPOC).

Ya listos con el S.O., ahora debían crear una interfaz especial para los teléfonos inteligentes, esa interfaz de usuario se llamó Series 60, y el primer teléfono en usarla fue el protagonista de esta historia: El Nokia 7610. Junto con la creación de Series 60 como interfaz, fue necesario estandarizar los controles de este, es por eso que los equipos Series 60 hasta hace algunos años tenian:

– Botón de Menú
– Joystick de 4 vías + click central
– Botón de caracteres (El que tiene un ícono de un lápiz. Antes se llamaba ABC)
– Botón de borrado (C)
– Botones SEND y END

Hasta acá sólo les he comentado sobre el Software del teléfono, pero hay algo importantísimo en esta historia que no se me puede olvidar mencionar: El 7650 fue el primer equipo de Nokia con cámara integrada.

.

El teléfono

Cuando comenzó a ser distribuido costaba cerca de 600€, carísimo para aquel entonces. Es probablemente uno de los motivos de su fracaso comercial.


Un spot de Nokia donde aparece el 7650. Con la canción Underneath your clothes de Shakira

.

En resumidas cuentas, el equipo estaba compuesto por:

– CPU 32-bit, basada en un ARM-9. Funcionaba 104 MHz.
– 4 MB de memoria principal, parte de esta era destinada a RAM (0.4 MB precisamente)
– 16 MB de ROM (ahí estaban los archivos del sistema de Symbian)
– Cámara VGA
– Bluetooth
– Infrarrojo
– Ringtones polifónicos
– Pantalla de 4096 colores de 176×208 pixeles
– Batería BLB-2 de 600 mAh
– Dualbanda GSM-GPRS 900/1800
– Navegación por GPRS y Datos Conmutados HSCSD
– Teléfono Slider de 114mm x 56mm x 26 mm.
– MMS
– Soporte para aplicaciones EPOC y Java

Fotografía Tomada con el 7650

Aunque suene poco 0.4MB de RAM, estos eran suficientes para hacer funcionar la Multitarea del equipo. Si, si, escuchaste bien, año 2002 y Series 60 desde su primera versión considerdaba la Multitarea.

Lamentablemente por aquellos años, muchos reviewers calificaron de mala manera el equipo porque  “los usuarios no sabían que querían y costaba pensar en un teléfono con tintes de ordenador”.

Personalmente lo considero un teléfono incomprendido, que otorgó a Nokia aquella resiliencia que le permitió seguir con sus ideas y nadar contra la corriente. Si Nokia se hubiese rendido y no hubiese nadado contra la corriente, nunca habría existido el mítico 3650, el 6600, el N81, el N73 o el majestuoso N95.

Suena exagerado, pero gracias —en gran parte— al esfuerzo de esta compañía hoy tenemos Android, iOS, y gran parte de lo que conocemos en el mundo de los Smartphones.

 

Link: Review en Mobile-Burn