América, Europa y Asia se encaminan a crear supercontinente en el Polo Norte

América, Europa y Asia se encaminan a crear supercontinente en el Polo Norte

Un grupo de geólogos se aventuró por primera vez con una estimación exacta de cuándo es que se formará el nuevo supercontinente en la Tierra, luego de Pangea.

Si le hablo de “Amasia”, ¿les suena a algo? Si no, entonces agréguenlo a su vocabulario, porque ese es el nombre con el que se le denominará al supercontinente que resultará del choque entre América del Norte, América del Sur, Europa y Asia… dentro de 50 millones de años más.

Con ello toma un nuevo significado la idea de que “cada día se acortan más las distancias”. Según el geólogo Ross Mitchell, de la Universidad de Yale y principal autor de la predicción de trayectorias supercontinentales publicada en la última edición de Nature. Según el geólogo, el presente corresponde precisamente a la mitad de lo que se llama “ciclos supercontinentales”.

Anteriormete ya se ha hablado de la formación de Amasia, pero en esta oportunidad Mitchell provee de la primera estimación de cuándo ocurriría exactamente. Unos piensan que los supercontinentes se rompen, alejan y vuelven a reunir en los mismos lugares. Así dicen que Amasia se tragará el Océano Atlántico y se centrará donde actualmente se encuentra África, en el corazón de Pangea, el último supercontinente que se separó hace unos 250 millones de años. Otros geólogos sostienen que los supercontinentes quiebran, se disgregan y se aglomeran de vuelta al otro lado de la Tierra, lo que situaría Amasia en algún punto entre Fiji y Hawaii, devorándose el Océano Pacífico.

En cambio, el equipo de Mitchell ubica este nuevo supercontinente sobre el Océano Ártico, basado en los registros del campo magnético de la Tierra presente en rocas que se remontan 800 millones de años hasta Rodinia, el supercontinente que existió antes que Pangea.

Según su interpretación, el registro geomagnético sólo cobra sentido si los supercontinentes rotan sobre sus ejes en un ángulo de 90 grados, lo que desplazaría a Amasia a esta ubicación polar.

Habrá que esperar con mucha paciencia a ver si se comprueba la teoría propuesta por Mitchell y su equipo investigativo… ¿Qué creen ustedes?

Acá dos videos con la continuación de la trayectoria propuesta:

Link: Asia and Americas on Course for Arctic Collision (Wired)