Venezuela: Móviles liberados son el 35% de la oferta del mercado

Venezuela: Móviles liberados son el 35% de la oferta del mercado

Blackberry sigue siendo marca preferida entre los usuarios.

Venezuela es un mercado muy peculiar para los móviles: los usuarios cambian sus equipos aproximadamente cada ocho meses, hay una alta incidencia de robo de celulares y una curiosa preferencia por los de alta gama y, entre ellos, por los fabricados por RIM. Sin embargo, los equipos más novedosos tardan algún tiempo en llegar al país de manera formal mediante las operadoras, cuestión que abre el mercado a una alternativa que hoy constituye el 35%: los equipos liberados, frecuentemente comprados en el extranjero.

Para José María de Viana, presidente de la Cámara de Empresas de Servicios de Telecomunicaciones (Casetel), la cuota de móviles liberados que se venden en Venezuela oscila entre 25% y 35% (entre 2,5 y 3,5 millones de unidades) y considerando en particular la demanda de Blackberry como "muy numerosa".

Se calcula que el año pasado se vendieron en el país siete millones de móviles, de los cuales la mayor cantidad corresponde a la sustitución de equipos por parte de usuarios que quieren uno más moderno. Algunos "liberados" se venden en las propias operadoras, pero es bastante más común que se vendan en tiendas independientes.

Un punto importante a considerar es que no se trata necesariamente de teléfonos de alta gama, sino que también se consiguen terminales más modestos. El control cambiario vigente en Venezuela es otro factor que contribuye a la importación masiva de equipos, práctica que recientemente se ha visto entorpecida por limitaciones que obedecen a intentos de las operadoras por evitar la reventa de equipos robados.

Por ejemplo, Digitel ha limitado la activación de líneas para teléfonos liberados, razón por la que muchos usuarios han decidido optar por alguna de las dos operadoras restantes: la estatal Movilnet o la filial de Telefónica, Movistar, que por los momentos no han puesto obstáculos para que los venezolanos activen líneas con terminales liberados.

Un tema menos común pero también presente en la venta de teléfonos liberados es la posibilidad de que se trate de equipos reconstruidos. Una buena manera para que los usuarios prevengan la compra de teléfonos armados con partes de otros es evaluar la garantía: por lo general, los reconstruidos sólo tienen 3 meses, cuando en un teléfono nuevo el plazo es entre 6 meses y un año de garantía.

¿Cuántos por aquí tienen teléfonos liberados? ¿Han tenido problemas con las operadoras? ¿Prefieren los liberados o comprar en operadoras?

Link: Entorno Inteligente.