RIM, blanco de rumores sobre sucesión de directiva

RIM, blanco de rumores sobre sucesión de directiva

Otros rumores durante la semana han mencionado la posibilidad de que la compañía sea vendida.

Podría decirse que son dos los tipos de empresas que se convierten en frecuente objeto de rumor: las que están muy bien y las que están muy mal. Desafortunadamente, la canadiense Research In Motion parece ser parte del segundo grupo y hoy, tercer día del que podría ser su año más negro, la Red se ha llenado de rumores sobre la sucesión de sus cargos directivos.

En la mañana distintas notas apuntaban la posibilidad de que la fabricante de Blackberry quitara a sus copresidentes ejecutivos su rol en la presidencia conjunta de la empresa, lo que según algunos medios alentó a los inversionistas, que estarían confiando en estos cambios como una oportunidad de redefinir las estrategias que, de momento, no han resultado exitosas para la canadiense.

Según el National Post, las acciones de la compañía subieron más de 7% en paralelo al rumor de que Bárbara Stymiest, actual miembro independiente del directorio de RIM, se estaría mencionando como posible reemplazo de los actuales dirigentes de la empresa, Mike Lazaridis y Jim Balsillie.

Para Colin Gillis, analista de BGC Partners, la comidilla de sucesión podría reavivar la fe en la empresa: "Cualquier rumor acerca de un presidente independiente va a darle un impulso a la compañía. Aumentará la posibilidad de que el valor de esta compañía se descongele".

Vale apuntar que en 2011 las acciones de RIM se desplomaron hasta un 75% debido a varias fallas en sus propósitos de mercadeo, siendo la más escandalosa el fracaso en ventas de la tableta PlayBook. De allí que en los últimos días se hayan visto por igual "consejos" de analistas  y rumores sobre la reconfiguración de la directiva de Research In Motion e, incluso, sobre su posible venta.

Sin embargo, hasta ahora, de parte de RIM sólo ha habido desmentidos. Aún así, la máquina de habladurías no parece pronta a detenerse, por lo menos no mientras no haya indicios claros de una vuelta de tuerca que permita a la creadora de Blackberry sortear todos sus obstáculos y hacerse con un lugar apenas cercano a su antigua supremacía.

Link: Reuters