Corte Suprema de EE.UU. afirma que usar GPS para rastreo policial es inconstitucional

Corte Suprema de EE.UU. afirma que usar GPS para rastreo policial es inconstitucional

En defensa de la Cuarta Enmienda de la constitución estadounidense, el fallo del tribunal supremo indica que colocar un dispositivo de rastreo en un vehículo sin consentimiento del ciudadano posee el mismo nivel de delito que derribar una puerta sin orden judicial.

En un fallo que podría marcar un importante precedente para el futuro, la Corte Suprema de los Estados Unidos emitió una orden por la cual se cierra con una gran controversia relacionada con el uso policial de la tecnología: Sin orden judicial de seguimiento, cualquier dispositivo de trackeo GPS es inconstitucional.

De esta forma el tribunal supremo estadounidense concluye una polémica existente en ese país respecto al seguimiento de sospechosos en base a la colocación sin consentimiento del ciudadano, de dispositivos de rastreo, algo que según la Cuarta Enmienda de la Consitución de Los Estados Unidos, es ilegal.

La Cuarta Enmienda protege “el derecho del pueblo a la seguridad sobre sus personas, domicilios, documentación y efectos personales contra registros e incautaciones irrazonables”. En el caso del fallo de la Corte Suprema, la intrusión física sobre un “efecto personal” con el objetivo de obtener información para darle consistencia a una sospecha, estaría violando este derecho, ya que consideran el colocar un dispositito GPS en un vehículo al mismo nivel de intrusión que derribar la puerta de un hogar sin la autorización de un juez.

El caso que dio origen a este fallo, el cual ya es considerado “El mayor caso de protección de la Cuarta Enmienda en la era de las computadoras”, fue el de un traficante de drogas de Maryland, al que le insertaron un rastreador GPS en su vehículo y lo siguieron durante 30 días sin orden ni supervisión judicial.

Hasta ese momento, según la Casa Blanca, este tipo de prácticas se trataban de algo que no violaba las leyes ya que conducir un vehículo en un lugar público implicaba que no existiera privacidad.

Link: Warrants needed for GPS monitoring, Supreme Court rules (Wired)