Para el comité del Premio Nobel la obra de J.R.R. Tolkien era "prosa de segunda"

Para el comité del Premio Nobel la obra de J.R.R. Tolkien era "prosa de segunda"

por

Documentos desclasificados con información del Premio Nobel de Literatura de hace 50 años explican las razones de porque Tolkien no pudo ganar ese premio.

Si has leído o visto las películas de "El Señor de los Anillos" en DVD o en glorioso hache dé con miles de horas de contenido extra, sabrás por qué J.R.R. Tolkien supo crear un vasto universo que influyó a varias generaciones de lectores. Lo curioso fue que esto no fue suficiente para que los integrantes del comité del Premio Nobel lo hayan considerado para ser galardonado.

Esta revelación la hizo el periodista sueco Andreas Ekstrom al investigar documentos de 1961, desclasificados recientemente por el comité del Nobel. Para el jurado, la obra de Tolkien era calificada como "prosa de segunda categoría" y "monótona". Estos argumentos harían enfurecer a más de un troll amable lector y no le faltaría razón.

Tolkien fue nominado al Premio Nobel de Literatura por su amigo el escritor C.S. Lewis (autor de "Las Crónicas de Narnia"). El premio finalmente recayó en el yugoslavo Ivo Andrić, quien escribió principalmente sobre Bosnia bajo el Imperio Otomano. El comité argumentó: "Por la fuerza épica en la que traza los temas y representa los destinos humanos de la historia de su país".

La organización del Nobel mantiene en secreto los documentos de las discusiones de los premios por 50 años, periodo tras el cual son publicados. Así es como nos enteramos de la nominación de Tolkien recién ahora. Después de Andric, el segundo favorito fue el guionista y escritor inglés Graham Greene (Brighton RockThe Heart of the Matter y The Power and the Glory) y en el tercer puesto quedó la danesa Karen Blixen, autora de Out of Africa.

Será interesante conocer los diversos motivos para que una persona no sea digna de un Premio Nobel en la época actual. Aunque independientemente de los criterios o prejuicios de los comités o jurados, el mejor homenaje que le podemos rendir al maestro Tolkien es sentarse bajo un árbol, pensar en los valles de La Comarca, leer su obra y dejarse llevar por la imaginación.

Link: JRR Tolkien's Nobel prize chances dashed by 'poor prose' (The Guardian vía El Universal)