Paciente solicita el código fuente del desfibrilador que le sería implantado

Paciente solicita el código fuente del desfibrilador que le sería implantado

por

Karen Sandler no quiso dejar su vida en manos de un dispositivo que podría tener fallas en su software, por lo que optó por revisarlo detenidamente antes de que le fuera implantado en su corazón.

A Karen M. Sandler hace un tiempo le diagnosticaron una Cardiomiopatía Hipertrófica, enfermedad consistente en un aumento del tamaño de los músculos que forman en corazón y que, si no es tratada, aumenta considerablemente la probabilidad de fallecimiento por muerte súbita.

Los doctores le recomendaron que se sometiera a una operación en la que se le instalaría un pequeño desfibrilador en las paredes de su corazón. Dicho artefacto posee la capacidad de detectar el momento en que el corazón falla, por lo que le aplica una pequeña carga eléctrica para que siga funcionando de manera normal.

Hasta ahí todo bien, pero lo que no esperaron los doctores fue la respuesta de Karen, quien les solicitó acceder al código fuente que controla al desfibrilador con la finalidad de revisar si éste no tenía problemas tanto en su programación como en su lógica.

El hecho es que Karen M. Sandler es Directora Ejecutiva de la Fundación GNOME, por lo que no podía dejar pasar la oporunidad de revisar el código del dispositivo antes de que le fuera implantado en su corazón.

El tema levantó cierta polémica en Estados Unidos ya que la FDA -organismo que regula la comercialización de estos dispositivos- sólo se preocupa de que estos cumplan con ciertos estándares para su aprobación, pero no tiene las capacidades técnicas para chequear el código fuente de estos.

Es más, según una investigación el 98% de las fallas detectadas por la FDA en este tipo de dispositivos se debían a errores en su software, algo que podría ser fácilmente corregido si se les sometiera a diversas pruebas que validaran su correcto funcionamiento.

Link: Karen Sandler (ITConversation)