Kingston: El futuro del almacenamiento personal está en los SSD

Kingston: El futuro del almacenamiento personal está en los SSD

Para Kingston no es necesario comprar una PC nueva, basta con cambiarle el disco duro por una unidad SSD para aumentar su desempeño.

Hace unos días tuve la oportunidad de conversar con Gerardo Rocha, SSD Specialist para Latinoamérica
Kingston Technology. La idea era conocer un poco de Kingston y sus planes en el terreno del almacenamiento. La conversación bien se podría resumir en la siguiente frase: el presente y futuro del almacenamiento personal, está en los discos duros de estado sólido (SSD). A continuación la entrevista:

¿Por qué abandonar la tecnología de los discos duros como los conocemos hoy?
La tecnología de los discos duros ya lleva más de 60 años en el mercado. Funcionan prácticamente con los discos de vinilio, en donde una especie de aguja lee los datos de un disco magnético. El hecho de que sean mecánicos, los hacen suceptibles a fallas. Además, recuperar los datos en caso de falla, puede ser muy complicado y costoso.

Otro punto importante, es que los discos duros permanecen como las únicas partes mecánicas de una computadora. Entonces, sin importar si se tiene 8GB de RAM con un súper procesador, el desempeño del equipo sufrirá gracias a que la lectura y escritura de datos se sigue haciendo en un disco duro mecánico.

¿Por qué apostar por un disco de estado sólido en un equipo actual?
Kingston le está apostando a los SSD, por la misma razón que le apostamos a las memorias RAM; y es que queremos que las personas inviertan en un solo compomente y de esa manera le den nueva vida a sus equipos viejos. Así, le permitimos a la gente seguir aprovechando sus computadoras con un aumento significativo en el desempeño, pero sin tener que gastar en un equipo totalmente nuevo. Aumentamos la vida útil de las PCs, por una fracción del costo.

Las unidades SSD siguen siendo caras con respecto a los HD tradicionales, ¿qué está haciendo Kingston al respecto?
El tema de los precios ya no es una limitantes como lo era hace algunos años. En el 2009 una unidad SSD de 80GB, costaba 1.000 dólares. Hoy tenemos unidades de estado sólido desde los 8GB, o para una PC de escritorio desde 30GB. Esto nos ha permitido flexibilizar los precios y por supuesto, haccerlos mucho más accesibles para el consumidor.

Un poco para comparar, ¿tienes datos de como se comporta un SSD contra un disco duro tradicional?
Varía un poco, pero en promedio un disco duro tiene una velocidad de escritura y lectura de 50MB/s; mientras que nuestras unidades SSD leen a 300MB/s y escriben a 250MB/s. Además, tenemos una línea para entusiastas llamada HyperX en donde la velocidad de lectura es de 525MB/s y de escritura de 510MB/s. La diferencia es notoria.

Aprovechando nuestra estancia en las oficinas de Kingston México, realizamos un par de pruebas que documentamos en video. En la primera se trata de laptops con especificaciones idénticas (4GB de RAM, Intel Core i5), pero el equipo de la izquierda tiene equipado un disco duro magnético, mientras que el de la derecha tiene un SSD. La prueba consistió en medir el tiempo en que tardaban en realizar varias acciones como ejecutar un video, abrir documentos de texto y PDF. La segunda parte son dos PC de escritorio, en donde el de la izquierda porta un SSD y un procesador Intel Core 2 Duo, mientras que el de la derecha tiene un disco duro magnético y un procesador Intel Core i5. Se sorprenderán con los resultados.

¿Qué les ha parecido? ¿Piensan actualizar su disco duro actual por una unidad SSD?

Link: Kingston Latam SSD (Kingston)