Fue un buen año [NB Opinión]

Fue un buen año [NB Opinión]

El 2011 ya dice adiós, por lo que es el momento de acordarse de los juegos que nos dieron buenos momentos y también pataletas. Hubo de todo.

Creo que durante el 2011 jugué demasiados juegos. Que no se tome a mal, ya que para alguien que se dedica al hobby nunca puede ser algo malo, pero creo que la recta final del año que recién se fue solo es el corolario de un período cargado de muchos juegos (tipo AAA y de los otros) que, en mi caso, no me ha dado espacio suficiente para digerirlos todos como me gustaría, o como lo he hecho en años anteriores.

Por ejemplo, me hubiese gustado haber dedicado más tiempo al multijugador de Uncharted 3. Es cierto, lo tengo ahí y es cosa de retomarlo en cualquier momento, pero en lo que respecta a mis obligaciones como editor fue terminarlo, dedicarle unas horas al multi y entrarle de lleno a Modern Warfare 3, que es otro caso similar de no tanta dedicación como me gustaría. Y entre esos dos, Arkham City quedó a medias, aunque mi plan original con ese juego fue siempre disfrutarlo en pequeñas dosis.

Pero si tengo que destacar un juego, ese es Bastion. Las alabanzas a estas alturas están demás, pero es que de verdad el juego de Supergiant Games fue algo así como una máquina del tiempo, un viaje hacia años atrás cuando los RPGs de acción eran más simples, más directos, y tenían cierto encanto que todavía hace que recordemos los juegos de la era 16-bits con cariño. Quizás Bastion no es el más largo del mundo y hasta sea medio pasillero, pero las horas que me duró fueron quizás las que más disfrute personal me dieron durante el 2011.

También destacaría a Resistance 3. Y es que personalmente no esperaba absolutamente nada bueno del juego, gracias a su segunda parte que a mi gusto fue demasiado anodina, vacía, y que para más remate perdió algunas señas de identidad que precisamente eran la gracia de la franquicia. No es el juego perfecto, está lejos de ser el tipo de shooter que es popular entre las masas, y no tiene gráficos ni efectos especiales espectaculares, pero está armado de forma coherente y tiene una historia muy, demasiado interesante. Cuando veo que se ensalzan los Killzone y Resistance 3 pasa desapercibido me da algo así como pena.

No es un juego de este año, de hecho salió hace dos, pero si algo puedo rescatar del famoso PSN Gate es haberme hecho con inFamous en modo gratuito. Que juego más grande. Normalmente los sandbox basados en ciudades y misiones tienden casi de forma no saludable a parecerse a Grand Theft Auto, pero inFamous me ganó justamente por ser lo contrario. No pretende ser solo otro clon americano, sino que se desmarca bastante y ofrece una historia consistente, moderna, y bien fantástica… todo lo que se le puede pedir a un comic de superhéroes. Ya quiero jugar el dos, pero la política de precios de Sony no me gusta demasiado, asi que prefiero esperar un rato.

Quizás Rockstar Games no le dió el palo al gato como otros años -esperable, considerando que L.A. Noire fue obra externa-, pero aún así lo del Team Bondi fue más que notable. Lo mismo con Mortal Kombat, un juego que literalmente se me ha hecho eterno y a día de hoy sigo metido en la torre de desafíos, en la Kripta, o jugando en el modo Arcade y aplicando tácticas baratas contra Shao Kahn; el modo historia, el mejor que ha existido en juego de peleas alguno.

Imposible no darle una mención a Dead Island. Hubo muchas pataletas aquel día del famoso Labs de las 2 estrellas, pero aún así, no dejaría de decir que los que gusten de los RPG en primera persona le echen un ojo. Si pueden pasar por alto los tremendos tropezones de su mecánica jugable y además les gustan los juegos de zombies, tal vez lo aprecien por lo que ofrece; a mi de verdad que me dejó una sensación de inconsistencia tal que a día de hoy no podría cambiar mi opinión. Y peor aún, esperaba mucho más de Techland, al punto de que los bugs -para mi al menos- fueron realmente lo de menos.

Crysis 2. Una relación de amor/odio, pero justo hoy le estoy dando una segunda oportunidad (a pesar de que perdí unas cuantas horas de avance y tuve que empezar de cero). Sin olvidarme de Gears of War 3, de FIFA 12, de The Baconing (el Labs lo quedé debiendo para siempre, lo se), From Dust… los juegos descargables son muchos y es imposible acordarse de todos. Y los que se me quedaron pero que voy a agarrar en los momentos de sequía, usualmente a mitad de año: Deus Ex: HR y Skyrim. Sí, dejar Skyrim para más adelante para mucha gente puede ser un pecado, pero los juegos de Bethesda bajan de precio rápido. Por último, pero no menos importante: el incombustible Audiosurf, que siempre está ahí esperando canciones nuevas.

Para mí, el 2011 fue bastante bueno. También es cierto que cada vez se van asentando más y más cuestiones netamente comerciales como ser los DLC, los pases para jugar en línea y todo eso, pero realmente, a mí no me molestan tanto. Simplemente, evito pagar por cosas que no me parece que valgan la pena mi dinero.

Si el 2012 es la mitad de bueno que el año que se va, me conformo. Feliz año a todos.