Frankenware: Los virus evolucionan por su propia cuenta

Frankenware: Los virus evolucionan por su propia cuenta

por

“Hijos” resultado de el cruce de 2 cepas de virus podrían resultar más destructivos y difíciles de eliminar que los virus “Padres”.

Muchos recordaran una de las últimas pandemias que nos azotaron, la tristemente famosa gripe/influenza A (H1N1), originada del cruce de cepas del virus que atacaban a humanos y cerdos, y que dieron origen a una de las plagas que pusieron en zozobra al mundo por algún tiempo. En la naturaleza, este tipo de cruces normalmente no funcionan, pero cuando lo hacen, los resultados pueden ser muy desastrosos para los afectados.

Bitdefender advierte sobre un nuevo tipo de amenaza, a la que denominan Frankenware, aunque su origen poca relación tiene con el monstruo construido con trozos de cadáveres creado por el doctor Victor Frankenstein (ambos personajes de la popular novela de Mary Shelley) al que hace referencia su nombre, sino con las cepas virulentas que mencionamos al principio de este artículo.

Quizá muchos se hayan preguntado: ¿Qué pasa si 2 distintos virus de computador se reúnen en un equipo y tienen un bebé? La respuesta a esta pregunta en la mayoría de los casos es: ¡no es posible que suceda! Pues los virus informáticos que circulan en “estado salvaje” al igual que los virus “reales” son “egoístas” y poseen mecanismos de defensa que impiden que otros virus infecten al mismo equipo, o por lo menos no infecten las mismas áreas o archivos que ellos mismos usan para propagarse.

Pero ¿Y si sucede? Pues en la mayoría de los casos, si las medidas de auto-protección de un virus informático fallan, permitiendo que otro virus distinto a él infecte los mismos archivos (un virus infectando a otro virus), los resultados son completamente impredecibles, dando por lo general como resultado a una nueva “criatura” híbrida la cual probablemente no pueda cumplir ninguna de sus funciones virulentas. Pero lamentablemente hay muy pocas ocasiones en que esta unión es simétrica y sinérgicamente compatible (aunque sus creadores ni siquiera lo hayan contemplado), dando origen a un virus “hijo” con capacidades infecciosas, destructivas, y auto-protectoras superiores a las de sus “padres”.

Al igual que con la evolución, estas cosas suceden por accidente, la combinación de 2 especies distintas no suele funcionar, pero a veces lo hace. Dejando la biología y volviendo a los Frankenware, Bitdefender afirma haber realizado una investigación que comprende a 10 millones de piezas de software malicioso, y encontró 40,000 casos de “virus híbridos” exitosos (un 0.004% de probabilidad de que ocurra ello); y muchos de los casos donde la unión funcionó se dieron cuando ambos software maliciosos tenían funciones complementarias; por ejemplo un keylogger + un gusano.

Hay buenas y malas noticias con respecto a los Frankenware, en la mayoría de los casos pueden ser más fáciles de detectar que sus “padres”, ya que utilidades anti-amenazas que buscan infecciones basándose en firmas tendrían el doble de posibilidades de detectarlos, pero en algunas ocasiones, debido a la “doble infección”, los tamaños de las firmas podrían no coincidir, dejando al híbrido libre para infectar, aunque la herramienta antivirus sea capaz de detectar a sus “padres” por separado.

Aunque por el momento estos son casos aislados y productos de la pura coincidencia, en el futuro podrían surgir nuevas “reproducciones exitosas” entre 2 tipos de virus, las que se propaguen rápidamente y sean más virales que sus 2 padres, desatando una verdadera pandemia en la amplia base de equipos instalados. ¿Será que los virus del futuro dejarán de comportarse como ARN? ¿Podrán reproducirse 2 Frankenware?

Les recomendamos leer el artículo completo de The Redtape Chronicles.

Link: What if a virus infected a virus? ‘Frankenware’ spotted by security firm  (The Redtape Chronicles)

Pueden también comentar esta noticia en nuestro foro.