Bungolow: Hoteles con descuento para Latinoamérica (FW Startups)

Bungolow: Hoteles con descuento para Latinoamérica (FW Startups)

El servicio fue recientemente lanzado en español y permite conseguir habitaciones de hotel con hasta 50% de descuento en Chile, Argentina, México, República Dominicana, Costa Rica, Nicaragua, Colombia y Perú.

En el hemisferio sur es época de verano y mucha gente anda de vacaciones en Sudamérica. Así que cuando vimos esta propuesta de Scott Thompson y Scott Bird, quienes participan en el programa Start-Up Chile, nos pareció que quizás podría ayudar a aquellos que quieren tomarse unos días de descanso de lujo por menos dinero del que les costaría pagar en una situación normal.

Bungolow” es el nombre del proyecto, que hace pocos días comenzó a operar en español, y que permite conseguir habitaciones de hoteles y resorts hasta 50% más barato de lo normal. En este momento, el sitio tiene convenios con hoteles en Chile, Argentina, México y República Dominicana, y espera ampliarlo en los próximos meses también a Costa Rica, Nicaragua, Colombia y Perú.

Ahora, no es 50% menos en cualquier hotel, sino que el sistema funciona así: cada semana se mostrarán un par de ofertas, que se mantendrán por 10 días, y si te interesa podrás hacer tu reservación directamente desde el sitio de Bungolow, aunque deberás usar una tarjeta de crédito y las transacciones se hacen en dólares (aunque en la empresa aseguran que planean implementar formas de pago locales más adelante). Adicionalmente, es necesario crearse una cuenta en Bungolow para poder hacer la transacción.

Suena como muchas restricciones, pero hay que considerar que los fundadores son estadounidenses, y que el proyecto partió en julio de 2011, lanzando el primer beta en inglés en noviembre pasado. “Nuestro enfoque inicial era promover hoteles latinoamericanos al mercado norteamericano. Después de vivir en Chile y viajar por Sudamérica un par de meses, nos dimos cuenta de que hay una creciente demanda por un sitio moderno de reservación de hoteles, como Bungolow. Decidimos desarrollar el sitio en español para suplir esta demanda y hacerlo más accesible a viajeros latinoamericanos”, explica Scott Bird.

FW – ¿Por qué es necesario que los usuarios se registren?

Scott Bird – La membresía es gratis, pero hay que registrarse, ya sea por una invitación de un amigo o solicitando una. Hemos podido negociar buenas ofertas porque sólo las ofrecemos a nuestros miembros. Nuestros precios son mucho más bajos que aquellos que encuentras en otros sitios tradicionales de reservaciones.

FW – ¿Cómo consiguieron tales ofertas?

SB – Trabajamos directamente con los hoteles para vender su capacidad de exceso de forma privada a nuestros miembros. A diferencia de los sitios de descuentos diarios, nos enfocamos en promocionar a los hoteles en la privacidad de nuestro sitio. Nuestras ofertas no aparecen indexadas en Google y no hacemos mención directa a los hoteles que promocionamos fuera de nuestro sitio web. Los hoteles nos entregan un descuento de entre 30% y 50%, y nosotros nos preocupamos de cómo son presentados, y les ayudamos a llenar los cuartos vacíos.

FW – ¿Qué planes tienen para 2012?

SB- Nuestra mayor meta es hacer que Bungolow sea más accesible para Latinoamérica. Nuestro primer paso fue el lanzamiento en español. También lanzaremos una versión en portugués. Luego podremos ofrecer hoteles en muchos lugares atractivos de Latinoamérica, desde México a la Patagonia. Internamente, también queremos expandir la marca y aumentar la cantidad de miembros.

En la industria hotelera sucede que no siempre se alquilan todas las habitaciones disponibles en un hotel. Una posibilidad para la empresa es rematar esas habitaciones en un sitio como Groupon, por ejemplo, pero ahí existe el peligro de que el nombre del hotel se desprestigie, al equipararse a las ofertas de depilación y sushi a domicilio. Bungolow parece buscar aprovecharse de esto, ofreciendo a los hoteles una transacción más privada  – nuestras ofertas no aparecen indexadas en Google y no hacemos mención directa a los hoteles que promocionamos fuera de nuestro sitio web – que no afecte la imagen del hotel.

Scott asegura también que trabajan mucho con hoteles “boutique” – es decir, que no pertenecen a grandes cadenas, donde los presupuestos para marketing no son tan elevados. “Un ejemplo perfecto son algunos de los hoteles con los que hemos trabajado en la zona de Playa del Carmen y Cancún. Esa región está llena de hoteles gigantes de todas las mayores cadenas internacionales. Estos hoteles más pequeños no tienen el mismo presupuesto, y puede resultarles difícil hacerles saber a posibles compradores que el hotel existe. Aquí entramos nosotros, podemos actuar en parte como una opción de marketing para ellos y crear valor adicional en vez de sólo entregar un servicio de reservas como hacen Hoteles.com o Booking.com”, dice.

Si están planeando vacaciones, quizás vale la pena echarle una mirada. Hay que considerar, eso sí, que el descuento es sólo para el hotel – el viaje hay que pagarlo aparte (o buscar un descuento en otro lado).