Nvidia: x86 no tiene importancia. El futuro de la Supercomputación es ARM

Nvidia: x86 no tiene importancia. El futuro de la Supercomputación es ARM

por

El bajo consumo energético de ARM se adecua mejor al cómputo de alto rendimiento.

En marzo del año pasado, Nvidia abandonó el negocio de la fabricación y diseño de chipsets para microprocesadores x86, fusionando sus divisiones Tegra y Nforce. Nvidia fue el último sobreviviente del otrora gran ecosistema de fabricantes de chipsets el que incluía a empresas como SiS, UMC, Broadcom, entre otras, quedando dicho mercado reducido a los chipsets de las propias fabricantes de microprocesadores x86: Intel, AMD, VIA, y DM&P Electronics (enfocada a SoCs x86 de bajo consumo).

A veces la adversidad te abre las puertas a nuevas oportunidades, e ingresar al ecosistema ARM fue una decisión que llevó a Nvidia a nuevos mercados con su división Tegra, la cual actualmente es considerada una de las divisiones más importantes de Nvidia, junto a sus tradicionales divisiones gráficas: Geforce, Quadro, y Tesla. ARM, arquitectura enfocada a la eficiencia energética es perfecta para dispositivos portátiles como smartphones y tablets; pero estas cualidades están empezando a llegar con fuerza al mercado de los servidores y cómputo de alto rendimiento (HPC), áreas tradicionalmente dominadas por los microprocesadores de Intel y AMD.

La división HPC Tesla de Nvidia se encuentra trabajando en SoCs que combinan cGPU + ARM en un único chip, siendo los projectos CUDA for ARM (2012), Denver (2014) y Echelon (2016) los primeros en ser anunciados; y dichos chips representarían una amenaza para las soluciones basadas en x86.

Sumit Gupta, el jefe de la división Tesla de Nvidia afirma que los chips ARM son de por sí más energéticamente eficientes que los microprocesadores x86, y dicho hecho hace que Nvidia sienta que futuro de la supercomputación sea ARM. x86 es una arquitectura diseñada para computadoras conectadas a la toma de corriente, sin que la eficiencia energética fuera una consideración importante hasta hace poco tiempo; los equipos x86 son excelentes para el cómputo diario, pero no son los adecuados para el cómputo de alto rendimiento, el que involucra menos accesos aleatorios y mayor consumo de energía. Los chips ARM energéticamente eficientes son los dispositivos adecuados para ello.

Link: Nvidia: Nevermind x86, The Future of Supercomputing Is ARM  (Maximum PC)

Pueden también comentar esta noticia en nuestro foro.