Navidad Niubie: Italo

Navidad Niubie: Italo

Este año fue más amargo que un vaso de agua de mar con limón y sal, pero los regalos de navidad por lo menos "salvaron" el 2011.

Feliz Navidad a todos, y próspero año nuevo porque será el último, muahahahaha. Espero que se hayan levantado con buenos regalos bajo el árbol, o bien ya se sientan satisfechos de haberse auto-regalado algo durante estas festividades. Sé que hay gente que la pasó peor y le regalaron ropa – el peor regalo de navidad que puedes recibir al menos que tengas la misma camiseta de hace 3 años atrás – pero creo que por mi parte yo voy ganando en el tema de expectativas versus realidad.

Prácticamente este año me salió totalmente amargo. Bronquitis, tres esguinces (por no calentar) y una más que sorpresiva extracción de terceros molares (aka “Muelas del juicio”) me dejaron en banca rota cuando había decidido darme un tiempo en Betazeta para dedicarme a estudiar, pero nop. Menos mal mi familia, completamente reunida, se acordó de mi, aunque no precisamente se acordaron de lo que había pedido:

  1. Dinero para gastar Steam – Obvio, se venían las ofertas de fin de año y lo que no había podido comprar en el servicio de Valve durante el año. Me regalaron USD$30 para Steam. Duraron menos que estornudo de gato. Los gastaba mientras lloraba de la emoción.
  2. The Elder Scrolls V: Skyrim – Lo pedí con antelación, presentía que no iba a defraudar y Niubie confirmó mis sospechas después de su lanzamiento. Recibí un descuento del 33% en The Elder Scrolls V: Skyrim en Steam. It’s something.
  3. Una GeForce GTX 560 448SP – Sí, yo fui el de la idea de la tarjeta gráfica en la lista anterior. Tenía ganas de actualizar las gráficas de mi estufa a silicio y correr juegos a buena calidad. A cambio llegó un helado San Francisco sabor Tres Leches. Alguien en mi familia tiene un serio déficit atencional.

Siéntanse libres de reírse un rato si les gusta esto de la desgracia ajena. Mientras tanto voy a hacer una marcha desde mi pieza hasta el patio por una Navidad sin represas.