Estudio: Un niño bajo condiciones de violencia es igual a un soldado de combate

Estudio: Un niño bajo condiciones de violencia es igual a un soldado de combate

por

Algunos de los trastornos asociados con el abuso infantil están siendo estudiados a detalle para que estas conductas destructivas puedan evitarse.

Según los más recientes estudios realizados por el psicoanalista Eamon McCrory de la Escuela Universitaria de Londres, los niños bajo condiciones de violencia doméstica tienen activadas algunas zonas del cerebro de la misma manera que los soldados expuestos al combate.

Esta conducta para anticipar el dolor puede ser útil en condiciones de abuso, pero es contraproducente a largo plazo derivando en problemas de tensión y ansiedad. El estudio contó con la medición sanguínea de 43 niños expuestos a violencia, sometidos a una resonancia magnética mientras miraban imágenes de caras tristes o enojadas.

Un niño creciendo bajo condiciones de violencia experimenta al paso de los años altos niveles de agresividad, ansiedad, depresión y otros problemas de conducta, al compararse con otro estudio de 23 niños que no crecieron bajo estas condiciones. Al mostrarles caras de enojo activaban las zonas cerebrales de la ínsula anterior (relacionadas con el olfato, el gusto, sistema nervioso autonómico y función límbica) y la amígdala cerebral derecha (que se encarga de procesar las emociones como el miedo y el dolor). Estos patrones se ven reflejados en los soldados que han estado en combate.

Ha sido muy difícil someter a tratamiento a un niño con depresión producto del maltrato, aunque se trabajan en más estudios donde este tipo de conductas puedan ser en el futuro ser reversibles.

Link: How Abuse Changes a Child’s Brain (Wired Science)