Disney Universe [NB Labs]

Papá, mamá, miren: ¡mi primer juego harcore!

Plataforma: PC, Mac, PS3, Nintendo Wii y Xbox 360 (analizada)
Desarrollador: Eurocom Entertainment
Distribuidor: Disney Interactive

En estas fechas las empresas lanzan toda la carne a la parrilla, ofreciendo títulos para todos los jugadores que andan dando vuelta por ahí. El bloque infantil dispone de título relativamente sencillos y simples (como Cars 2) y otros, si bien para niños, más orientado a quienes ya tienen tiempo en este asunto (como Super Mario 3D Land). Parece muy difícil hacer o crear algo que viva en medio de ambas categorias… pero Disney Unverse a grandes ratos lo logra; es un juego simple, atractivo y con una identidad que busca algo un poco distinto.

La historia es un necesario pero conveniente cliché: VIC es un programa que está a cargo de Disney Universe, un parque temático virtual basado en varias de las franquicias más conocidas de Disney. Sin embargo, un virus informático llamado HEX toma por asalto el parque, tomando el control de todos sus robots y personajes… momento en el que nosotros (los héroes de la jornada) debemos entrar en acción para recuperar el parque y mandar a HEX a la papelera de reciclaje.

Universe es un juego de acción,aventuras y plataformas, con una interesante dosis de puzzles y trabajo en equipo. Se puede disfrutar de hasta 4 jugadores al mismo tiempo recorriendo los 6 mundos con que cuenta el parque, basados en Wall-E, El Rey León, Monsters Inc., Aladdin, Los Piratas del Caribe y Alicia en el País de las Maravillas. Tendremos que avanzar, golpear y derrotar enemigos mientras resolvemos cómo avanzar, mientras ítems de ataque -armas de duración limitada- y pequeños momentos en minijuegos arcade -‘huye de esto’, ‘elimina a X número de enemigos’, etc.- ayudan brindando variedad al asunto.

En un inicio, los niveles parecerán pequeño -y, de cierta forma, lo son- pero su diseño está orientado a un público en particular y a un modo de juego que debe facilitarle las cosas a los jugadores en modo cooperativo local. Los niveles también tienen varios ítems que nos permiten mejorar nuestras trajes/armas y ganar acceso a más trajes… y es ahí donde radica uno de los atractivos del juego. Los trajes son variados (son más de 40 en total) y fueron basados en varios personajes de varias sagas Disney. Nos toparemos con disfraces de las cintas previamente mencionadas, con los obvios Mickey y Donald pero también con looks sacados de Lilo & Stich, Tron, Buscando a Nemo y otros.

El gameplay es sencillo pero no por eso fácil. Las flechas pueden guiar a los novatos en estas tierras -se pueden apagar de las opciones si desean- y posee una interesante dificultad, trabajando con un sistema de energía más o menos similar al de los Sonic clásicos. Recolectas oro Mickey (…) en cada nivel, pero pierdes cierta cantidad cada vez que pierdes una vida, hecho que toma importancia ya que con ese dinero podrás adquirir nuevos trajes o acceso a cualquiera de los niveles (comienzas en el de Los Piratas del Caribe y, una vez completado, compras el acceso al siguiente). Gracias a esto, el juego no tiene un orden predefinido, lo que lo hace menos lineal de lo acostumbrado.

La simpleza de su personalidad también alcanza a sus controles: además de manejar a nuestro personaje, podremos atacar, saltar e interactuar con el ambiente… y sería; sólo utiliza 3 botones, hecho que permite que llegue a un público más amplio. Lo cierto es que los controles cumplen y no obstruyen el buen desempeño de los jugadores. Por el lado visual, las gráficas son sencillas y nada de otro mundo, pero destaca el gran diseño de personajes, sus disfraces y la fidelidad de los escenarios al material original.

El audio es una mezcla extraña: las voces de los personajes son cómicas, el tema central (Suit up!) es pegajoso y los sonidos son ideales, pero hay detalles que llaman la atención. Es un juego Disney, pero no figura ningún tema original de ninguna de las cintas mencionadas, quitándole piso al audio; no esperaba el tema central de Los Piratas del Caribe por 25 minutos seguidos, pero dejar fuera a las bandas sonoras de las películas me parece un decisión particularmente errada.

Disney Universe también tiene otros problemas: además de la ausencia de música de las cintas, existen un problema con la posición y lo que alcanza a exhibir la cámara -en el modo cooperativo y al buscar los ítems secretos- y uno que otro bug de posicionamiento del personaje. El gameplay es entretenido, pero para algunos resultará lento, un poco repetitivo y -sobretodo en modo coop- confuso: la barra de energía de nuestro personaje no necesariamente refleja nuestra salud y a veces serás derrota cuando estabas seguro que aguantabas un golpe más. Finalmente, los disfraces podrían haber tenido mayor diferenciación entre sí, no sólo en su look sino también en sus habilidades.

Si bien no cuenta con modo cooperativo en línea, hay varios pequeños detalles que hacen que Disney Universe sea menos casual que sus pares. El juego cuenta con una sana dosis de repetitividad, muchos desbloqueables (especialmente canciones y trajes), posee una sana cuota de DLCs propios para PS3 y 360 -nuevos disfraces, elementos para el avatar, etc.- y se puede seleccionar el idioma, incluyendo completa compatibilidad con el Español. El idioma no obedece al idioma de la consola, se selecciona pocos segundos después de iniciar el juego.

Disney Universe es un juego con ganas y una identidad que intenta innovar un poco. No es un juego hardcore (no lo es ni intenta serlo) pero tampoco es un juego 110% casual/infantil; es un título con tenues tintes de profundidad que buscan integrar elementos de ambos mundos y hacerlos convivir sanamente en un juego para toda la familia .. y a grosso modo, lo logra. Es un título sencillo y amable a la vista con algunos problemas, detalles y demáses. Está pensado en un público específico: en los padres que desean jugar en equipo con sus peques, jugadores que buscan algo que no sea ni tan fácil ni tan complicado. Si ese era el juego que Eurocom y Disney deseaban ofrecer, claramente lograron su objetivo.

Lo imperdible:

– Un juego infantil/casual con detalles y gestos cercanos a un título tradicional.
– Gran opción para disfrutar en equipo con los más pequeños.
– Buen número de coleccionables que fomenta la vida útil del juego.
– Completamente en español.
– No hay disfraz de Justin Bieber.

Lo impresentable:

– Problemas ocasionales con la cámara y de ritmo de juego.
– El gameplay puede llegar a ser confuso, especialmente la energía de nuestro personaje.
– No utiliza ni se inspira en la música de las cintas.
– Podría haber contado con modos en línea.

 

¿Qué significa esto?