Universal presenta demanda millonaria contra Grooveshark

Universal presenta demanda millonaria contra Grooveshark

La compañía Universal dice tener prueba concretas de que empleados de Grooveshark se encargan de subir contenidos con Copyright para reforzar el catálogo del reproductor online. La queja de un conocido músico en un foro también se presentó como prueba.

A pesar de que el tiempo es relativo en internet, la felicidad y armonía que había en el cuartel general de Grooveshark hace unos días podría ser el anticipo de la tormenta. Seis días atrás renovaron por completo su interfaz y mejoraban su capa social, hace dos años atrás se apretaban la mano con el sello EMI para proveer a sus usuarios del catálogo de artistas de ese sello, pero todo esto parece que no podrá ser disfrutado por mucho tiempo si prospera una millonaria demanda presentadada por el sello Universal, la cual deberá enfrentar en los tribunales de Nueva York.

Según informaron los abogados de Universal Music Group, la millonaria demanda contiene pruebas contundentes, con registros técnicos, fecha y hora de cada acción, para establecer que los jefes y empleados de Grooveshark subían contenidos con Copyright a su servicio de música, incluso luego de ser bajados por denuncias de violación de derechos de autor.

La demanda presentada en los tribunales de Manhattan exige un monto de 150 mil dólares por cada canción propiedad de UMG que haya sido subida de esta manera, por daños y perjuicios tanto a la compañía como a sus artistas. La cifra podría subir a varios cientos de millones de dólares en caso de prosperar.

Entre los argumentos que esgrime la demanda se encuentra un artículo y varias cartas relacionadas con el mismo, publicado hace un mes atrás en la revista Digital Music News donde Robert Fripp, el guitarrista del grupo King Crimson, comenta los problemas que tiene para que las canciones de su grupo estén fuera de Grooveshark, algo que en un momento consideró imposible de lograr, y las varias veces que logró quitarlas pero al poco tiempo volvían a aparecer.

En uno de los intercambios de comentarios con lectores, un usuario que decía ser empleado de Grooveshark, detallaba el procedimiento utilizado por ellos para mantener el catálogo con los contenidos más solicitados por los usuarios, desde ya, todos con Copyright. En ese comentario, este supuesto empleado relataba lo siguiente:

Nosotros nos encargamos de subir una cantidad determinada de contenidos semanales por los cuales recibimos bonificaciones. Este tipo de acciones son asumidas como órdenes directas. Los usuarios pueden visualizar nuestra base de datos bajo dos secciones: “conocidas”, donde predominan los contenidos más difundidos y “por descubrir”, donde hay muchos artistas independientes. Nosotros nos encargamos internamente de subir los archivos de la sección “conocidas”. En síntesis, no es necesario que los usuarios suban álbumes de multinacionales o grandes sellos ya que nosotros nos ocupamos de hacerlo a diario en nuestra base.

Para Universal Music Group, este comentario cayó como un milagro del cielo. Según comentaron en un informe a CNET, tienen pruebas de que el mensaje fue enviado por un empleado real de Grooveshark, lo que le daría categoría de confesión y en caso de ser cierto podría sentenciar al motor de búsqueda nacido en Florida a un final anticipado.

La demanda presentada el pasado 18 de noviembre por UMG denuncia al CEO de Grooveshark Samuel Tarantino por la carga de al menos 1.791 canciones con derechos de autor, al Vicepresidente Senior Paul Geller por 3.453 y al Vicepresidente Benjamin Westermann-Clark por más de 4.600 pistas subidas que violan Copyright. En la demanda se indica que son más de 100 mil canciones las que reclama UMG.

Link: “Grooveshark Bosses Uploaded Music” Say Universal In Massive Lawsuit (TorrentFreak)