Televisor LG LW 9800 Cinema 3D a primera vista

Televisor LG LW 9800 Cinema 3D a primera vista

Echamos un vistazo al LG Cinema 3D LW9800, un televisor que convertirá nuestra casa en una perfecta sala de cine.

Hace unos 5 meses atrás, tuvimos la oportunidad de tener en nuestras manos un muy buen producto por parte de LG, un televisor que condensa años de investigación y tecnologías que expanden el horizonte de cosas que se pueden hacer frente a un TV.

Hace pocos días pudimos probar, dentro de lo posible, el nuevo televisor LG Cinema 3D LW9800, claro que por ser un modelo que aún no está en el mercado nacional y por encontrarse en pre-venta solo pudimos probar algunas características, pero recordando nuestra grata experiencia con el LW5700 podemos compensar sabiendo que este nuevo modelo incorpora una nueva tecnología de retroiluminación, de la que hablaremos más adelante.

Tecnologías como el Smart TV, Tru Motion, TV Digital y por supuesto el 3D, son las que inundaron nuestros ojos cuando probamos por completo el desempeño del Cinema 3D LW5700. De la misma forma que la generación anterior, el Cinema 3D LW9800 cuenta con un amplio soporte de tecnologías como las anteriormente mencionadas, inclusive la reproducción de contenido multimedia directamente desde el puerto USB con que cuenta este televisor, por lo que disfrutar del cine en tu casa será una realidad tan posible como con la generación anterior.

Dentro de las tecnologías compartidas entre la nueva y la anterior generación tenemos el panel IPS que nos permite tener un gran ángulo de visión (178º/178º), motor de video XD-Engine FHD 3D, receptor digital compatible con la norma ISDB-T, conversor 2D a 3D, control de profundidad y objetos en 3D, soporte para gran cantidad de formatos de video (DivX3.11, DivX4.12, DivX5.x, DivX6, Xvid1.00, Xvide1.01, Xvid1.02, Xvid1.03, Xvid 1.10-beta-1/beta-2, Mpeg-1, Mpeg-2, Mpeg-4, H.264, AVC), resolución de 1920×1080 que califica y está certificado en la Unión Europea como un real Full HD 3D, DLNA certificado para Windows y agregando más a la parrilla de oferta en este producto tenemos la friolera de 480 MHz del Tru Motion, junto con un audio que pareciera no ser de un televisor, es notable la capacidad de reproducir tonos bajos con 20W de Subwoofer y los 10+10 W para los otros tonos se notan, esto sumado al Clear Voice II y las capacidades envolventes del Infinite 3D Surround, por lo que en espacio pequeño pueden hacer maravillas sin necesitar de un equipo de audio dedicado.

Ahora bien, si les gusta disfrutar al máximo del cine en su casa, puede combinar este televisor con un sistema de audio LG Smart 3D Blu-ray, que es sonido envolvente y con parlantes que llenan la habitación de sonido, haciéndonos creer que estamos inmersos en, por ejemplo, la película que vemos.

Como es común ahora en los productos LG, el estilo es algo que no se deja al azar, entregando productos con un aspecto muy agradable, sin dejar de ser funcionales, manteniendo simple el uso del televisor.

El panel trasero se encuentra dispuesto de tal forma que, al conectar los puertos no aumentemos el espacio necesario detrás del televisor, porque no sería gracia tener un televisor ultra delgado con 20 centímetros de cables saliendo por la parte trasera, perdería todo sentido el diseño delgado.

Siendo una de las características más destacables en este nuevo televisor tenemos a la retroiluminación, la que ha pasado por diferentes etapas, siendo una de ellas la retroiluminación por los bordes, conocida como Edge-LEDs y la evolución directa de esta tecnología fue la retroiluminación Full LED, las que pueden ver frente a frente en el siguiente video.

Siguiendo la evolución, LG pensó que la retroiluminación actual no era suficiente y es por esto que avanzaron a lo que ellos llaman NANO Full LED. Comprenderán que el nombre no es al azar y tiene directa relación con el tamaño de los LEDs utilizados para retroiluminar la pantalla, los que además no emiten la luz directamente al panel IPS, sino que lo hacen en otro ángulo para que junto con una película de plástico con muchos puntos que actúa tal como un lente fresnel (aunque sin serlo), repartiendo homogeneamente la luz, para que cuando miremos la pantalla no veamos puntos oscuros o blancos, además, esta nueva tecnología permite dar pasos más pequeños cuando se necesita iluminar una zona de la pantalla, obteniendo negros más profundos y colores más vívidos.

Comúnmente, las personas no se toman el tiempo de calibrar correctamente sus pantallas y tampoco tienen como verificar que el fabricante en su programa de colores por defecto se haya preocupado de dejarlo lo más balanceado posible, por lo que en este caso sale al paso el colorímetro, mostrándonos que tal viene la calibración de colores desde la fábrica. Con el resultado entregado vemos que no existe un desbalance crítico en los colores y el exceso de tonalidad azul se debe a que el televisor estaba configurado con una temperatura de color cercana a 6500 K, además el brillo que se estaba usando estaba muy por sobre lo recomendado para trabajar, pero era necesario ya que el lugar donde estaba había tanta luz exterior que de otra forma no se hubiera visto nada en la pantalla. Ahora, intentamos calibrarlo, pero por tratarse de un equipo de muestra -y también por no ser el producto que estará en las manos de los afortunados que pudieron comprarlo en pre-venta a un precio inferior al de la venta normal- el control de los tonos no fue total, impidiendo mover la tonalidad azul a gusto para dejar balanceados los tres tonos básicos (azul-verde-rojo). De todas formas con el producto final que se venderá en tiendas esto debería pasar al olvido.

Por su parte, el contenido 3D se ve tan bien como con el LG LW5700 Cinema 3D que probamos tiempo atrás, siendo el costo el punto fuerte de la tecnología que usa LG para sus gafas polarizadas, donde el par se encuentra por aproximadamente USD$10 en el extranjero (cada una a CLP$4.990 y el par a CLP$9.990 en Chile) sin contar las cuatro que ya trae el televisor como parte  de sus accesorios. Este tipo de gafas, al no ser activas, llegan a ser muy livianas y estilizadas, además de no sufrir ningún tipo de daño cuando sufren la típica caída, algo que no sucede con las gafas activas que simplemente puede dejar de funcionar al tocar el suelo luego de una caída.

Para finalizar, nuevamente pudimos probar el Tru Motion, que permite mejorar la calidad del despliegue del contenido multimedia en movimiento (videos, TV, juegos), haciéndolas notablemente más suaves, característica que ya habíamos probado pero que nunca está demás poner a la parrilla nuevamente.

Como guinda de la torta les podemos contar que este televisor estará disponible en las tiendas del rubro, incorporando como parte del paquete el adaptador inalámbrico que viene integrado al televisor, ya no más dongle USB para estos fines, y por supuesto el Magic Control, que actúa como un ratón, también está incluido.

Haciendo raya para la suma, tenemos un televisor que es la evolución natural de la generación anterior de LG, incorporando tecnologías que hacen más simple e intuitiva la interacción humano-TV, además de entregarnos contenido local y actualizado como televisión abierta en 3D (además de CDF y TVN 3D), Facebook, Youtube, conectividad a Internet y tantas otras características que podríamos estar una tarde completa enumerándolas, pero que en resumen, hacen del LG LW9800 un aparato que está más allá del televisor común que todos conocemos, convirtiéndose en un centro de medios altamente tecnológico y estilizado para los más puristas del diseño.

Para mayor información sobre especificaciones pueden revisar la página de LG