Super Mario 3D Land [NB Labs]

Super Mario 3D Land [NB Labs]

por

El plomero insignia de Nintendo llega justo a tiempo no solo para salir una vez más al rescate de la princesa Peach de las garras de Bowser, sino también a impulsar las ventas de la consola portátil Nintendo 3DS.

Plataforma: Nintendo 3DS
Desarrollador: Nintendo EAD Tokyo
Distribuidor: Nintendo

El plomero insignia de Nintendo llega justo a tiempo no sólo para salir una vez más al rescate de la princesa Peach de las garras de Bowser, sino también a impulsar las ventas de la consola portátil Nintendo 3DS, asegurando a la plataforma y a los videojugadores una gran temporada navideña.

Todo comienza cuando una fuerte tormenta azota el reino champiñón y las hojas mágicas color café de los árboles son esparcidas por doquier. Como aprendimos desde Super Mario Bros. 3 esas “hojitas” brindan a quien las obtenga habilidades especiales y una peculiar apariencia con cola y orejas de mapache, Tanooki.

La mala noticia es que también sus enemigos aprovechan esas habilidades, por lo que encuentran a su paso Goombas, Bob-ombs y hasta balas gigantes con cola, lo que dificulta el recorrido a través de los 8 mundos que comprenden Super Mario 3D Land. Tortugas, plantas carnívoras, bloques de ladrillo y demás elementos tradicionales están presentes, sobresaliendo el hongo que los hace Super Mario.

Curiosamente inician como Super Mario y hasta que reciben un ataque su tamaño es reducido. En lo que respecta al modo Tanooki para Mario, este los deja dar colazos, pero ahora sólo les permite mantenerse en el aire unos cuantos segundos y no volar como en ocasiones anteriores, principalmente porque el diseño de niveles y jugabilidad en 3D resultaba una limitante en ese sentido.

El juego es de plataforma en 3D de forma similar a Super Mario 64 o Super Mario Galaxy, aunque ahora la cámara está fija, lo que no es nada malo, sino por el contrario, sirve para que se retomen muchos aspectos de los títulos de avance horizontal en 2D así como para emplear la tercera dimensión sin lentes que ofrece la pantalla superior como un elemento de diseño del juego y no únicamente como una mejora cosmética.

Por ejemplo, hay momentos en los que la cámara queda completamente encima del protagonista y cuando se elevan usando un bloque con hélice parece que salen de la pantalla, siendo su propia sombra importante para ubicarse.

En la pantalla inferior de la Nintendo 3DS se muestran dos flechas que al tocarse permiten mover la vista ligeramente hacia la izquierda o la derecha para que se tenga una vista más extensa del escenario, lo que ayuda a planear movimientos o incluso detectar áreas ocultas, mientras que en el centro se muestra el ícono de algún power-up que se tenga almacenado y que puede usarse posteriormente o intercambiarse por alguno que ya se esté empleando.

Como en New Super Mario Bros., hay 3 monedas estrella que podemos recolectar en cada nivel, lo que ofrece un mayor reto a los jugadores experimentados, mientras que para los menos diestros se brinda una gran ayuda. Cuando mueren en más de 5 ocasiones intentando pasar cierta sección aparece un bloque brillante del que pueden obtener un Tanooki dorado que además de darles las bondades del Tanooki convencional tiene invencibilidad. Ideal para no quedarse atorado, aunque tampoco es forzoso usarlo.

La banda sonora es conformada por varios viejos temas de la serie con arreglos nuevos, así como por varias melodías que ya habíamos escuchado en New Super Mario Bros. y Super Mario Galaxy, divertidas e icónicas como de costumbre, siendo las composiciones y efectos originales de sonido practicamente inexistentes.

Se presentan algunos movimientos nuevos, esta vez el salto de altura no se logra con el salto triple, sino con el salto hecho mientras están en cuclillas, posición en la cual también pueden caminar agachados. La flor que les da un traje blanco y les permite disparar bolas de fuego regresa, mientras un traje nuevo hace su aparición cuando toman la planta búmeran, esta les da casco, caparazón azul y la habilidad de lanzar búmerans para atacar enemigos y recolectar objetos a distancia.

Por otra parte, la sensibilidad del movimiento de la consola también es empleada cuando llegan a usar binoculares, dejándoles mover su punto de vista para localizar el camino a seguir o monedas estrella ocultas que dependen de que descubran a cierto Toad (honguito) a la distancia.

Los escenarios están perfectamente bien diseñados y aunque evidentemente resultan más cortos que en juegos anteriores de Mario, nos hacen babear por la forma en la que lucen y la cantidad de elementos clásicos que tienen, piensen en ellos como lugares que visitaron en Super Mario Bros. 1 y 3 con profundidad añadida, habiendo praderas, barcos voladores, desiertos, mansiones con fantasmas, fortalezas con ríos de lava y más, claro, cada lugar con su respectiva meta en la que deben intentar tomar la bandera en lo alto del asta para ganar una vida extra o conformarse con unas cuantas monedas si la tocan más abajo.

Lo imperdible:

– Valor de re jugabilidad, para ganar más monedas estrella y con otro personaje.
– Postales en 3D al inicio de cada nivel que se pueden guardar como fotos en la consola.
– ¡Mario en 3D!

Lo impresentable:

– Niveles más cortos que de costumbre.
– Misma música y misma historia de siempre.