Para Greenpeace HP es la más sostenible y RIM ocupa el último lugar

Para Greenpeace HP es la más sostenible y RIM ocupa el último lugar

Se evaluaron 15 empresas. Nokia perdió el primer lugar que mantuvo por tres años y descendió hasta la tercera posición.

Sería inapropiado hablar de tecnología sin considerar sus colaterales. La organización ambientalista Greenpeace lo tiene claro y por eso cada año pone la mira en los fabricantes para reconocerlos como “sostenibles” o no. Esta vez el visto bueno es para Hewlet Packard.

Por su parte la finlandesa Nokia, que hasta hace poco ocupaba el primer lugar de la “Guía por una electrónica más verde”, ha caído del pedestal como “la más sostenible”, categoría cuya cima ocupaba desde hacía tres años y no sólo perdió el primer puesto, sino que dejó vacante el segundo para que Dell lo asumiera viajando exitosamente de la décima posición al vicecampeonato.

El criterio principal es el uso de la energía, mientras que factores como la sostenibilidad de sus operaciones, el uso de productos que no dañan el medioambiente y las emisiones de carbono también tienen gran peso. De allí que HP se haya hecho con el mérito debido a la reducción de sus emisiones durante el último año en el que también se ha mostrado como una compañía defensora de una legislación contra el cambio climático.

Pero no todos son premios. A la par del reconocimiento otorgado, Greenpeace aseguró que HP podría esforzarse más expandiendo su programa de devolución de desperdicios electrónicos a países donde no haya regulaciones al respecto.

Este año, por cierto, Toshiba y RIM quedaron al fondo de la lista de 15 empresas tecnológicas consideradas para el estudio, otro golpe a la dañada imagen de la canadiense creadora de la famosa marca Blackberry.