[metroimage ids=”38-83731,38-83732,38-83733,38-83735,38-83737,38-83738,38-83740,38-83741,38-83743,38-83745,38-83746,38-83747,38-83749,38-83751,38-83753,38-83754,38-83756,38-83757,38-83759,38-83761,38-83762,38-83763,38-83765,38-83767,38-83769,38-83770,38-83772,38-83774,38-83776,38-83778,38-83780,38-83781,38-83783,38-83784,38-83785,38-83786,38-83787,38-83788,38-83789,38-83790,38-83791,38-83792″ imagesize=”large”]

Nintendo lanza en Chile sus principales títulos para esta Navidad

Mario Kart 7, Super Mario 3D Land y Legend of Zelda: Skyward Sword son los grandes títulos que tienen para estas fiestas. Además, conversamos con la voz del mismísimo Super Mario.

El pasado miércoles 9 de noviembre, nuestros amigos de Nintendo en Chile nos invitaron a probar sus principales juegos para esta Navidad: Mario Kart 7, Super Mario 3D Land (ambos para Nintendo 3DS) y Legend of Zelda: Skyward Sword (para Nintendo Wii). Además, pudimos conversar directamente con el buen Charles Martinet, voz oficial de Super Mario.

Llegamos temprano a la cita. Al ingresar al salón, lo que sin dudas llamó nuestra atención fue la decoración del lugar; era la habitación de ensueño de todo fan de Nintendo. En el sector de descanso se apreciaban monedas, bloques y más que colgaban del techo mientras sus esquinas estaban adornadas por figuras de Koopa Troopas, flores de fuego, plantas carniboras y goombas. En el área aledaña, varias 3DS con los 2 próximos juegos de Mario esperaban a los asistentes, mientras que otras tantas Wii con Skyward Sword hizo que muchos asistentes quisieran saltarse la espera y el protocolo.

Después de unos 30 o 40 minutos, nos hicieron ingresar a una sala de cine premium (con las butacas más f*cking cómodas de la historia). Después de la introducción, el buen Juan Cancino tomó la palabra, platicándonos y resumiendo las principales características de las grandes apuestas de Nintendo. Luego de jugar Skyward Sword por un par de minutos, don Charles Martinet entró en escena.

Comenzó refiriéndose a sus impresiones de Chile, lo agradecido del cariño de la gente, celebró la gastronomía del país y comentó cómo fue que se transformó en la voz de el personaje más importante del mundo de las consolas. A inicios de los 90’s, él se desempeñaba como actor secundario/ocasional en series de TV y obras de teatro cuando un día recibió un llamado de su agente, informándole sobre un casting relacionado personaje de videojuego (mientras que él sólo conocía a Pac-Man). No muy convencido asistió, llegando justo cuando todos estaban a punto de retirarse. “OK. Debes interpretar a un fontanero/plomero de Brooklyn, con acento italiano” le dijeron, pensando de inmediato en algo cercano y amistoso. No tuvo mucho tiempo para pensar y alguien dijo “acción”…

Don Charles realmente tiene un desplante y un carisma impresionante. Una vez terminada su primera intervención dijo “¿Alguna pregunta?”, a lo que ninguno de los asistentes (que no eran pocos) atinó a nada; literalmente estábamos tan sorprendidos que, sin pretenderlo, quedamos helados. Las preguntas eventualmente florecieron, pero fue necesario que pasaran varios minutos para que eso sucediese.

A la espera de nuestro turno para conversar uno a uno con el señor Martinet, retornamos al salón principal a probar los nuevos juegos de Nintendo. De Legend of Zelda: Skyward Sword, honestamente, no podemos entregar muchos detalles… pero, a primera vista, sí les podemos decir esto: el juego luce increíble para ser de una consola no HD, visualmente fluye con una gran naturalidad y todo indica que tiene y es lo que los fans de Zelda necesitan y pedían durante mucho tiempo (si no es que más).

Mario Kart 7 posee una gran variedad, un 3D que fue bien aprovechado (no se siente de “relleno”), con pistas y características inéditas para la longeva saga, con unos gráficos que son todo un agrado a la vista. Lo que más llamó nuestra atención fue que -insisto, a primeras- este nuevo Mario Kart parece tener una chispa a la antigua, a lo Super Nintendo, apelando a lo mejor que la saga tiene (y eso es bastante).

Finalmente, Mario 3D Land parece beber de de Super Mario Bros. 3, de Super Mario 64 y algo más de Super Mario Galaxy. Apela a la nostalgia, a una conjunción de estilos y a un atractivo que lo perfila como un éxito seguro para la portátil 3D de Nintendo. Cuenta con excelentes gráficas, música que tiene de novedad y del recuerdo, controles amistosos y una creatividad a prueba de todo. Queda claro que ambos juegos de 3DS levantarán las ventas de la consola de aquí a Navidad.

Después de esperar unos minutos, pudimos conversar con don Charles Martinet… lo que resultó un poco extraño, un poco irreal pero muy agradable; escuchar a Mario desde este actor de 56 años y de poco más de un metro noventa de estatura es definitivamente impresionante, sobretodo si es la voz que haz escuchado en tu consola desde 1996. Agradeció el cariño de todos a decir basta y recordó su conexión con Chile:

Había un fábrica cerca de Santiago, y mi padre era el encargado de Latinoamérica de esa área. Venía seguido a Chile y su trabajo le permitió hacer amigos aquí, con los que después iba a pescar, a la playa y siempre me dijo que la gente aquí era tan amable, de enormes corazones y con una comida maravillosa“.

Nos comentó que le encararía ser algún día la voz de Link, que por él sería Mario hasta los 125 años (cuando sea adulto, dice), de cómo este trabajo le cambió la vida y es evidente que se siente agradecido de su trabajo, de Nintendo y de los fans. Han pasado muchos años desde que interpretaba a Mario sólo en ferias como la CES (a inicios de los 90’s a través de un títere digital en tiempo real) y que para el fue todo un honor cuando supo que el mismísimo Shigeru Miyamoto lo quería como voz de Mario en Super Mario 64.

Ahora podíamos utilizar todas las ideas que teníamos y que (por tecnología) nunca habíamos podido implementar. Así que (en Super Mario 64) ¿qué hacer con Mario si el jugador no mueve el control, si no lo toca?. Pensamos que podría dormir, así que inventamos frases y cosas como (dice con voz de Mario y ronquidos intermedios) ‘spaghetti’, ‘raviolli’, ‘mama mía’ y más“.

El positivismo de don Charles y su buena onda era mucha, casi demasiada, mientras que las chicas de la productora nos decían “lleva 5 días en Chile… y es así todo el tiempo”. Se siente extremadamente honrado de ser la voz de Mario y diría que -además de su voz y actuación- fue su personalidad y energía lo que hizo que se quedara con el papel.

Estoy muy contento y muy feliz con mi vida, es un honor hacer esta pequeña cosa que hago yo. Hago lo que amo hacer y a la gente le gusta; tengo una vida absolutamente maravillosa… y espero lo mismo para todos. Le digo siempre a los niños: hay que hacer siempre en la vida lo que te da placer, descubrir que te apasiona, abrir el regalo que es la vida y vivir enamorado de ella.

Mario tiene un corazón enorme y los juegos están llenos de alegría y aventura. Además, quizás soy ingenuo, pero en la vida no hay “competición”, solamente “la pasión”, y veo la pasión de Nintendo de hacer maravillosos videojuegos. Yo también la tengo, la pasión de hacer las voces, de ayudar en los juegos de Nintendo. Y si lo puedo hacer, lo haré feliz“.

Sinceramente, todo fue una fiesta. Los juegos estaban de lujo… pero la personalidad y la buena onda de don Charles era tal que los juegos y los stand disponibles quedaron en segundo plano; todos querían conversar y compartir con un personaje de aquellos, un tipo con una disposición, unas ganas y un humor a toda prueba. Si no lo creen y están en Santiago, lo pueden conocer hoy viernes a partir de las 10.00 AM.

Para cerrar, con ustedes una galería con lo acontecido en este evento.