Nano-SIM, la exageración de las miniaturas

Nano-SIM, la exageración de las miniaturas

Es 60% más pequeña que una Sim Card convencional.

 

Si cuando activaron su iPhone 4 se sorprendieron con el tamaño de la SIM Card, no han visto nada.

Giesecke & Devrient está desafiando las proporciones con su nueva Nano-SIM, una tarjeta cuyo tamaño es apenas un tercio de la SIM del iPhone 4; es decir, 60% más pequeña y 15% más delgada que una SIM Card habitual.

¿La finalidad? Simple: que nuestros teléfonos inteligentes sean cada vez más tiernos y portátiles, al ser cada vez más pequeñitos, lo cual además aportaría ventajas funcionales como dejar espacio para baterías más grandes, lo que se traduciría en un mejor rendimiento del móvil.

La empresa, con sede en Münich, tiene en su haber la creación de la primera SIM Card del mundo y ahora enfrenta a Apple, quien ya presentó una SIM chiquitita, en la carrera por miniaturizar los componentes móviles, todo con una meta sin lugar a dudas muy ambiciosa: estandarizar su Nano-SIM para finales de este año, proceso que se vería acelerado por la creación de un adaptador que haría la Nano-SIM compatible con dispositivos más antiguos.

¿Qué tan pequeño puede llegar a ser un smartphone para que podamos navegarlo sin problemas? ¿O acaso la obsesión por reducirlo todo tiene que ver con un próximo avance de las funciones de voz en las que no tengamos que teclear nada?

Link: The Verge