Intel Celeron G530 y Pentium G620, Sandy Bridge económico

Intel Celeron G530 y Pentium G620, Sandy Bridge económico

por

En busca de un procesador económico con excelentes características y de la familia del aclamado Sandry Bridge

Hoy tenemos el agrado de revisar dos procesadores con características muy  atractivas, ambos cuentan con un bajo costo y dentro de sus principales características encontramos que el CPU es acompañado por el Intel HD Graphics. Para hacer esto aún más llamativo, estos procesadores son los últimos en la cadena de la afamada familia Sandy Bridge, refiriéndonos específicamente del Pentium G620 y Celeron G530, 2 procesadores que vieron la luz en el segundo cuarto del 2011.

Muchos son los procesadores que pasaron y pasarán por los laboratorios de CHW y de la misma forma que para todos esperamos que logren mostrar todo su potencial y nos deslumbren con un excelente rendimiento a un costo asequible. No todo en la vida son procesadores de 6 núcleos con monstruosos caches, también hay un mercado muy grande que no encuentra necesario gastar grandes sumas de dinero para obtener un buen rendimiento y claramente uno de estos pequeños podría ser una gran opción.

Bueno muchachos no dilataremos más el comienzo, antes ustedes los procesadores Intel Pentium G620 y Celeron G530.

Primera Mirada y Características

La primera mirada es para el Pentium G620. Este procesador tiene una frecuencia de 2,6 GHz como su IHS lo indica. Justo abajo de la frecuencia nos encontramos con el país en que fue fabricado, Costa Rica.

 

Aquí podemos ver las especificaciones que nos entrega Intel para su procesador G620, donde algunas características básicas son la cantidad de núcleos, caché, conjunto de instrucciones, su TDP la fecha de lanzamiento y el precio recomendado que ronda entre USD 64 y 72, un precio bastante bajo para un procesador de la familia Sandy Bridge.

Como se podrán haber dado cuenta, este procesador tiene una letra en su nomenclatura, esta gran G alude directamente a la gráfica y por desgracia el potencial gráfico es bastante reducido, estando más bien dirigido a un HTPC o un PC para trabajos de oficina. Este video integrado no está diseñado para juegos.

Contamos con una frecuencia base de 850 MHz y una frecuencia dinámica de 1,1 GHz  y el grueso de las tecnologías que incorporan normalmente los procesadores más costosos de la línea Sandy Bridge no están disponibles en este CPU, de alguna forma hay que ahorrar.

 

Las especificaciones avanzadas que incorpora Intel en este procesador son bastante escasas  y la gran parte de ellas sencillamente no fueron incorporadas. Claramente a esto se debe su reducido precio.

Nuestro segundo integrante de este análisis es el hermano menor del Pentium, el conocido por todos  Celeron. En este caso hablamos puntualmente de Celeron G530, como bien lo dice su IHS.

Si el Pentium G620 ya venía recortado, el Celeron G530 viene aún más carente de características comunes en los procesadores Sandy Bridge que conocemos. Contamos con una frecuencia base de 2,4 GHz,  200 MHz por debajo de su hermano mayor, contamos con 2 MB de caché en vez de 3 MB. El resto de las características son las mismas, pero debido a los recortes anteriormente expuestos el precio de este procesador claramente debía ser menor y ronda por los USD 42 y 47, siendo uno de los más económicos de toda esta familia.

La única diferencia que existe es en el aspecto gráfico, particularmente en la frecuencia dinámica que puede alcanzar el Pentium G620, que alcanza los 1,1 GHz, mientras que para el Celeron G520 es de 1,0 GHz. Hay que resaltar que al no estar diseñados para gráficos de alto rendimiento, la diferencia de frecuencia no es ni remotamente significativa.

Las características avanzadas son exactamente las mismas entre el Pentium G620 y el Celeron G530.

Al poner los procesadores uno junto al otro, podemos ver que su distribución es idéntica, esto no es para nada raro si estamos hablando prácticamente del mismo procesador a excepción de uno que otro cambio de frecuencia a favor del modelo más grande que en este caso es el Pentium.

Un acercamiento al procesador con un dejo de tecnosexualidad.

 

Plataforma y Metodología

 

Plataforma de Pruebas Intel Celeron G530 Intel Pentium G620
AMD Athlon II X4 645
Procesador Intel Celeron G530
Intel Pentium G620 AMD Athlon II X4 645
Placas Madre GIGABYTE P67A-UD4 GIGABYTE P67A-UD4 GIGABYTE 890GPA-UD3H
Memorias G.Skill Trident 2×2 GB 8-8-8-21 1333 MHz G.Skill Trident 2×2 GB 8-8-8-21 1333 MHz G.Skill Trident 2×2 GB 8-8-8-21 1333 MHz
Tarjeta de Video AMD ATI RADEON HD5850 AMD ATI RADEON HD5850 AMD ATI RADEON HD5850
Fuente de Poder OCZ PowerStream OCZ420ADJ 420W OCZ PowerStream OCZ420ADJ 420W OCZ PowerStream OCZ420ADJ 420W
Refrigeración Procesador Noctua NH-C14 Noctua NH-C14 Noctua NH-C14
Almacenamiento Western Digital caviar SE 250 GB Western Digital caviar SE 250 GB Western Digital caviar SE 250 GB
Monitor ASUS Wide VH222H ASUS Wide VH222H ASUS Wide VH222H
Sistema Operativo Microsoft Windows Vista UE 64bit SP1 Microsoft Windows Vista UE 64bit SP1 Microsoft Windows Vista UE 64bit SP1
Controladores de Placa Madre Intel INF 9.2.0.1030 Intel INF 9.2.0.1030 ATI Catalyst 11.9
Controladores de Video ATI Catalyst 11.9 ATI Catalyst 11.9 ATI Catalyst 11.9

Las pruebas elegidas para esta ocasión son las que detallamos en la siguiente tabla.

Benchmarks Cinebench R11.5
Everest Ultimate Edition
Futuremark 3DMark Vantage
FutureMark PCMark Vantage
SiSoft Sandra 2011
PovRay
Photoshop CS5
Futuremark 3D 2011
X264 HD Benchmark 3.0
Juegos Far Cry 2
S.T.A.L.K.E.R.: Call of Pripyat
Utilidades CPU-Z 1.57

Metodología de Pruebas

Las pruebas de sistema y gráficas serán ejecutadas de la forma clásica, tres veces por prueba como mínimo, promediando los resultados y verificando la coherencia de estos entre sí. Para los juegos tendremos pruebas con calidad baja y una resolución de 1440×900 pixeles, siempre bajo DirectX 9. El apartado de overclock se tratara de mostrar todo el potencial posible sin piedad y hasta la muerte si es necesario.

Pruebas de Sistema

PCMark Vantage es la primera prueba de la batería y da como claro ganador al CPU AMD, dejando en segundo lugar al Pentium, una cosa que es necesario tener en cuenta son los núcleos y frecuencia extra que tiene el procesador AMD. Cuenta con el doble de núcleos físicos y una frecuencia superior. Aun así los procesadores Intel logran mantener el paso.

Photoshop y su prueba de desenfoque radial entrega nuevamente como vencedor al X4 645, claramente los procesadores y frecuencia le dan la ventaja.

Los 4 núcleos físicos del Athlon II sencillamente dejan en el camino a los CPU Intel en la prueba dedicada a ellos de Cinebench y comenzamos a notar que las diferencias entre Celeron y Pentium no son del todo claras.

Intel barre el piso con AMD en la prueba de Everest y la latencia de memoria, era de esperarse, el controlador de memoria que posee la familia Sandy Bridge es mucho más veloz.

En Pov-Ray con la prueba de trazado de rayos,  AMD hace notar la superioridad que tiene en cantidad de núcleos y deja en el camino a los procesadores de Intel. En la prueba de Mono CPU la situación se empareja, a tal punto, que el Pentium logra una victoria a pesar de su menor frecuencia.

En el CPU Aritmética, donde los GIPS y GFLOPS mandan, Intel no tiene nada que hacer ante un procesador con mayor cantidad de núcleos y frecuencia, la victoria es clara y contundente a favor de AMD. Aunque, la relación de rendimiento que nos muestran ambos procesadores de Intel es claramente una lucha muy interesante, a pesar de que uno de los contendores cuenta con recortes importantes.

Sandra y su CPU Multimedia dan como claro vencedor al Athlon II X4, pero la lucha más interesante que podemos ver en estos momentos es la que ocurre dentro de la misma familia. A pesar de que el Pentium G620 tiene una mayor frecuencia y mejores características, no es capaz de superar con notoriedad al Celeron.

En pruebas de caché y memoria vemos los 2 procesadores Intel entregando resultados muy estrechos, pero siempre a favor del Pentium. En comparación con el Athlon II X4 645,  tenemos una apabullante victoria en caché L1, junto con un estrecho resultado en ancho de banda y una derrota en cache L2

La última prueba de la batería es x264 HD Benchmark 3.0 y el Athlon II X4 termina de controlar la situación dejando atrás ambos CPU Intel. La lucha claramente se encuentra dentro de la misma familia, con 2 procesadores muy similares entregándonos resultados que nos muestran claramente que  el Pentium no es muy superior a Celeron.

 

Pruebas Gráficas

Partimos con las pruebas gráficas y la primera piedra en el camino es 3Dmark Vantage. Podemos apreciar que tenemos prácticamente de todo, en el puntaje Total tenemos como ganador a AMD, pero solo gracias al buen puntaje que logra en CPU,  en la prueba de GPU los 2 procesadores de Intel se comportan de muy buena forma y casi de manera idéntica a pesar de los recortes que tiene el Celeron, es en esta misma prueba donde el Athlon II X4 se cae y ambos procesadores de la competencia logran superarlo.

En la prueba de 3Dmark 2011 los resultados son algo más lógicos, ya que a medida que tenemos mejor frecuencia en los núcleos y características en el procesador, mejor es el puntaje obtenido.

Ahora, las pruebas sintéticas son una cosa y los juegos reales son otra muy diferente, y es por lo general un área donde nos podemos llevar una gran sorpresa. En este caso partiremos con .S.T.A.L.K.E.R: Call of Pripyat y Far Cry II, para ver cómo se comportan los tres procesadores.

A pesar de que la plataforma AMD cuenta con un procesador con mayor cantidad de núcleos y mayor frecuencia no es capaz de someter a sus rivales y esto se debe a que los juegos no son capaces de usar todos los núcleos del procesador y es por ende el CPU que tenga mejor frecuencia será el vencedor, en este caso es Pentium, seguido muy pero muy de cerca por Celeron y tercero, con una abrupta caída en los máximos, AMD.

Far Cry II continúa con la misma tónica, pero en esta ocasión el CPU AMD logra llegar prácticamente empatado con un Celeron de 2,4 GHz, aunque no es capaz de llegar a los resultados obtenidos por Pentium G620. A pesar que los 2 procesadores de Intel cuentan con una menor frecuencia y  menor cantidad núcleos, esto no hace ninguna diferencia a la hora de jugar, ya que el mayor trabajo se lo lleva el GPU y no el procesador, que por lo general solo ocupa un hilo.

 

Overclock y Consumo

Una de las partes mas esperada en un review sin duda alguna es la sección del Overclock. Intel nos ha acostumbrados con altas frecuencias y una relativa facilidad para obtenerlas, que muchas veces sorprende, pero déjenme adelantarme un poco y antes que de generar una falsa expectativa les informo que estos procesadores sencillamente no fueron hechos para el overclock. Prácticamente están a su límite de frecuencia y me atrevería a decir que también de sus características, es por esto la gran cantidad de recortes que no poseen, Sabemos que los procesadores mas económicos son por lo general los que no son capaces de cumplir todas las expectativas necesarias para ser usados como un procesador de gama alta y claramente en esta ocasión se notó. Si me preguntan, podríamos decir que son los Sandy Bridge que dejo la ola.

En el caso del Pentium G530 tenemos una frecuencia base de 2,4 GHz y al comenzar a subir muy lentamente la frecuencia del procesador nos dimos cuenta que el techo de frecuencia era muy, pero muy bajo. Solo pudimos llegar a una frecuencia máxima de 2536 MHz, 136 MHz sobre la frecuencia de fábrica.  Aunque estuvimos tratando de superar esta frecuencia una cantidad de horas muy superior a lo acostumbrado, no pudimos pasar ni un MHz más allá con una estabilidad aceptable.

Con la frecuencia máxima obtenida y completamente desilusionados comprobamos estabilidad corriendo 3DMark Vantage, que a pesar de subir algo el puntaje no es para celebrar, ni menos para sentirse orgulloso.

Después de estar prácticamente 8 horas tratando de que el Celeron G520 se soltara, lo cual sencillamente no sucedió, decidimos sacarlo y poner el Pentium G620 lo malo fue que, después de 1 hora nos dimos cuenta que el cuento de la cenicienta solo pasa en el mundo de Disney. El procesador subió casi lo mismo en relación a su hermano más chico, con una frecuencia máxima de 2766 MHz corrimos con estabilidad sin ningún problema.

Está claro que ambos procesadores están a su límite y si quieren tener deslumbrantes sesiones de overclock, estos procesadores puede que no sean los más adecuados.

Al pasar a la parte del consumo el TDP y la cantidad de núcleos se notó, y tanto el Celeron como el  Pentium tienen un menor consumo. Eso sí, hay que tener claro que el procesador AMD Athlon II X4 645 tiene una mayor cantidad de núcleos y un mayor TDP para su funcionamiento, por ende, el consumo debía ser mayor.

En el caso de los procesadores de Intel el consumo es prácticamente el mismo porque son muy similares, tanto en características y frecuencias.

 

Conclusión

Hoy tuvimos el agrado de revisar nuevamente artículos de Intel y a pesar  que no son un NDA, y están hace un rato en el mercado, no está demás que pasen por nuestros laboratorios y reciban nuevamente una paliza (estamos claros que nosotros no fuimos los primeros en decir esto).

Vamos a partir destacando el precio que tiene uno y otro procesador con valores que no exceden los USD$72, lo que claramente es un precio terrenal para cualquier bolsillo. Pero, si lo encuentras costoso, puedes ir por un Celeron que es aún más económico y que para ser sincero es prácticamente lo mismo con un nombre diferente.

La gracia de estos procesadores además de su precio y rendimiento aceptable, es la posibilidad de tener gráfica con el procesador, aunque el gran detalle es que esta gráfica es reducida y está dirigida al segmento de los HTPC y de oficina básico, más que eso sería pedirle peras al olmo o que no allá gente en el Metro subterráneo en horario punta, son cosas que no sucederán.

La gran decepción sin lugar a dudas fue el overclock, y,  la verdad nos cuesta comentar esto porque los resultados son como los anti resultados. Por lo general Intel nos tiene acostumbrado a procesadores que sin importar el segmento nos encontramos con la posibilidad de pasar un rato agradable subiendo la frecuencia de reloj a nuestros procesadores sin mucho esfuerzo. Muchos se acordaran del mítico Core 2160 que a pesar de ser procesadores muy económicos podíamos disfrutar de todo este arte de exigir hasta el tope cada pieza. Quizás sea la gráfica incorporada, tal vez, pero tenemos la percepción que estos Sandy Bridge sencillamente son los últimos trozos de silicio útiles de la oblea.

Lo Bueno

  • Excelentes precios.
  • Rendimiento aceptable tomando en cuenta el costo de cada uno.
  • Bajo consumo energético.

Lo Malo

  • Capacidades de overclock extremadamente limitadas.

 

También puedes comentar este análisis en nuestro foro