Fernando Rojas: "Para romper estereotipos tenemos que visibilizar nuestras culturas"

Fernando Rojas: "Para romper estereotipos tenemos que visibilizar nuestras culturas"

Junto a su hermano Iván son los creadores de Pewen Collector, el primer videojuego mapuche.

Gran debate generó la nota que publicamos hace 15 días acerca de Pewen Collector, el primer videojuego mapuche, creado por los hermanos chilenos Fernando e Iván Rojas Harnisch, ingeniero y animador digital, respectivamente, de la empresa Studio Pangea.

Por eso, quisimos conocer más sobre este emprendimiento móvil nacional y además saber la opinión de Fernando Rojas respecto de los comentarios de nuestros distinguidos lectores sobre este interesante — y polémico — tema.

1. Cuéntame cómo fue hacer este videojuego

Principalmente trabajamos tres personas: mi hermano Iván es el encargado de crear todo el arte digital, yo (Fernando) fui el encargado de programar el juego. Junto a mi hermano diseñamos desde las mecánicas, pequeña historia y experiencia. La música fue creada por Fernando Daza Zuleta, de la Productora Dejavu, un excelente músico que accedió a este desafío. El nombre original era "Pewen Mapu" porque queríamos plasmar las palabras "Pewen" (nombre común de la Araucaria araucana) y "Mapu" (en idioma Mapudungún significa Tierra), pero nos dimos cuenta de que generaría problemas en las personas para recordar el juego, así que decidimos que tuviera en sí mismo la actividad del juego, por eso "Pewen Collector".

2. Entiendo que tú y tu familia están muy ligados a la naturaleza…

Desde pequeños que nuestros padres nos han inculcado la importancia del medio ambiente y los pueblos originarios, tanto así que hace algunos años han levantado una especie de emprendimiento familiar, un centro ecológico llamado Alhue lahuen, en donde niños, jóvenes y adultos pueden aprender sobre flora nativa, pueblos originarios y, por sobre todo, cómo inculcar conductas positivas con el medio ambiente. Todas esas cosas permearon en nosotros de alguna forma. En lo personal, además he investigado y liderado una línea ligada al uso de videojuegos en la educación, lo que hace mucho sentido con esto que estamos haciendo.

3. ¿Cómo ves el desarrollo de las aplicaciones y la cantidad/calidad de estudios, diseñadores, programadores en Chile?

El desarrollo de software en Chile es un rubro en aumento sin duda, así mismo el de los videojuegos (aunque a menor escala). Veo con optimismo lo que se nos viene, hay una gran cantidad de entusiastas en este ámbito que, sumado al ambiente pro-emprendimiento que se está incentivando en nuestro país, hace atractivo este tipo de actividades. A mi modo de ver aún falta desarrollar más capital humano que permita un crecimiento más acelerado, y no me refiero exclusivamente a las universidades o institutos, sino que incluso desde las escuelas para potenciar el pensamiento creativo.

4. ¿En qué pie está el mercado/la industria del emprendimiento en cuanto a economía, educación, etc.?

El mercado chileno es muy — ¡muy! — pequeño, por lo tanto cualquier aplicación debe estar pensada para el mercado global de usuarios y jugadores, y más aún cuando se utiliza el Appstore para percibir ingresos: ¡Hay que apuntar a un gran volumen de descargas! La región es sumamente fértil en torno a la industria de los videojuegos; por ejemplo, en Argentina este sector emplea a más de 3000 personas y genera USD$ 55 millones en ingresos al año. Chile está más abajo pero tenemos casos de éxito como el de Atakama Labs que recientemente fue adquirida por la empresa japonesa de juegos en línea DeNa. Latinoamérica tiene — ¡y tendrá! — mucho que aportar a la industria de los videojuegos mundial.

5. ¿Qué opinas, como apasionado por las culturas originarias y los videojuegos, que cause tanta polémica el tema de los mapuche? 

El objetivo de nuestro juego era claro: aportar al rescate cultural del pueblo mapuche a nuestra manera, o sea, de formas no tradicionales utilizando videojuegos. ¿Por qué? Porque estamos convencidos de que los videojuegos son un medio para acercar conceptos, contenidos y — lo mejor de todo — experiencias a los jugadores, y que entonces se sientan motivados por estas temáticas. Además, ¡la mejor forma de hacerlo es con videojuegos! Pero no confundir con videojuegos educativos… Nosotros concebimos este juego como un juego casual pero que se nutre de la temática mapuche. El hecho de asumir una postura genera debate, y mas aún si cuando están en juego temas culturales. Si bien esto puede ser visto como un punto en contra, nosotros vimos una tremenda oportunidad. La temática de nuestro videojuego tiene mucho carácter, lo que genera que la gente discuta y quiera opinar al respecto.

6. ¿Cómo ves el lado socio-político  de esto (estereotipos, prejuicios, discriminación)?

La gran riqueza cultural de los pueblos originarios contrasta con el desconocimiento y la ignorancia en nuestro país — y región — en no saber siquiera que existieron, o peor aún, ignorarlos. El sistema educativo poco y nada ayuda en esto. Es como si en algún momento de la historia se hubiera cortado esa línea y nos hubiéramos olvidado que hasta el día de hoy existen y que luchan día a día para mantener vivas sus tradiciones. Existen muchos prejuicios asociados, desde un lado y desde el otro, por lo que es importante que para romper esos estereotipos podamos visibilizar nuestras culturas y, por qué no, reconocernos en el otro.

Según les contamos, Pewen Collector (La temporada de cosecha se acerca) estará disponible a mediados del mes de diciembre. En este momento, los hermanos Rojas Harnisch preparan el lanzamiento de ambas versiones del videojuego (una versión móvil para el sistema operativo iOS — iPhone y iPad — y luego otra para Android, y una pequeña versión web). Esto debe ser muy pronto. Así que si les interesa el tema, deben estar atentos a nuestro blog, porque acá los mantendremos informado de cualquier novedad.

Pueden seguir comentando…

[gallery order="DESC" columns="7"]