Fármaco dirigido destruye células de grasa en sangre de monos obesos

Fármaco dirigido destruye células de grasa en sangre de monos obesos

Un equipo de científicos de la Universidad de Texas creó una medicina que quema grasas de manera dirigida y a través del torrente sanguíneo. En lugar de suprimir el apetito o aumentar el metabolismo de los pacientes, este medicamento destruye sistemáticamente el suministro de sangre al tejido de grasa, al menos en su prueba con monos. En el estudio, los monos Rhesus con obesidad bajaron un 11% de su peso al ser tratados con este fármaco, abriendo una nueva ventana para el tratamiento medicado contra el exceso de peso.

El medicamento funciona completamente distinto a cualquier otro tipo de tratamiento y busca sustituir o suplantar las maneras en que los humanos se alimentan y comportan, por medio de la alteración del apetito o el nivel de energía. Este método funciona al interior del cuerpo mediante en agente cazador que busca el suministro de sangre para los tejidos grasos y se le adosa. Luego libera un péptido que mata las células sanguíneas, y las células de grasa simplemente acaban siendo absorbidas.

Inicialmente el equipo hizo pruebas en ratones y ahora replicó el sistema en esta especie de simios, resultando en una reducción de su peso corporal, su índice de masa corporal e incluso al medirles la circunferencia abdominal.

Es un gran paso el hecho de que el medicamento haya funcionado en los monos tal como en los roedores, porque muchas veces falla su aplicación. Tampoco evidenció efectos secundarios en los nuevos pacientes, ni alteraciones en el estado de ánimo. Eso abre muchas puertas para que pueda ser implementado en humanos.

Link: Drug That Targets Blood Flow to Fat Cells Is Shown to Slim Down Obese Monkeys (Pop Sci)