Fabricantes de Ultrabook se ven forzados a pasar de aluminio a plástico por culpa de Apple

Fabricantes de Ultrabook se ven forzados a pasar de aluminio a plástico por culpa de Apple

Sus cuerpos tienen restricciones de producción y el principal fabricante prioriza el suministro para los MacBook Air. La medida al menos abarataría su costo final.

La batalla al interior del mercado de los Ultrabook se puso interesante con un llamativo giro: los fabricantes están teniendo que cambiar el aluminio como material de fabricación hacia el plástico, para así poder cumplir con las restricciones de producción.

Según indicó DigiTimes, los fabricantes de equipos ultralivianos con carcasas construidas en aluminio mono-casco tienen una capacidad limitada de producción porque las máquinas de control numérico sólo pueden hacer uno cada tres horas (u ocho al día).

El mayor fabricante de marcos mono-casco, Catcher Technology, tiene un acuerdo con Apple, por lo que la prioridad de fabricación se la lleva esa compañía, lo que se suma a una baja de la producción de la compañía en China después de que tuviera que detener por algunos meses el funcionamiento de una de sus fábricas por problemas de contaminación. Así, las demás marcas sufren.

El plan de la competencia es ofrecer equipos delgados y livianos con un precio más bajo que el MacBook Air, pero al no poder contar con estructuras de aluminio, se han visto obligados a optar por otros materiales como fibra de vidrio de alta densidad o un exterior de aluminio con partes internas de plástico.

Esto les permitiría mantener su apariencia metálica, “pero todas las partes internas serán hechas de plástico unido a piezas metálicas con pegamento”, señala DigiTimes.

Al menos la baja de costo sería considerable. Mientras un casco de una pieza oscila entre US$40 a US$80, el de aluminio con plástico costará sólo entre US$20 y US$30, permitiéndoles contar con modelos con precios inferiores a los US$1.000.

Link: Vendors pushing new material design for ultrabooks (DigiTimes)