AT&T podría vender 40% de T-Mobile para habilitar la fusión

AT&T podría vender 40% de T-Mobile para habilitar la fusión

AT&T ya incluyó en su lista de gastos los 4 mil millones de dólares que deberá dar a T-Mobile si, incluso con la propuesta de venta del 40%, no se permite la concreción del negocio.

Hace apenas unos días parecía definitivo que T-Mobile no se integrase a AT&T y, a cambio, recibiera 4000 millones de dólares en compensaciones por el negocio fallido. Sin embargo, la líder telefónica norteamericana parece no darse por vencida en lo que luce como uno de sus movimientos más desesperados para habilitar la compra de la cuarta proveedora de servicio estadounidense.

Así, la filial de Deutsche Telekom se reduciría casi a la mitad para poder ser absorbida por AT&T, quien en ese caso estaría comprando en 39 mil millones de dólares el 60% de la empresa en la que inicialmente pensó invertir, estrategia que parece de pérdida frente a la cancelación del negocio y pago de penalización, a no ser que se consideren los beneficios que a mediano y largo plazo traería la fusión incluso en los términos en los que ahora se ha estimado.

Y es que la movida para agradar a los entes antimonopolio no afectaría en mucho el liderazgo de AT&T. La cesión de un 40% de activos de T-Mobile estaría repartida entre espectro móvil, infraestructura y clientes que terminarían en manos de competidoras como Sprint, quien a su vez vería reforzada su posición como tercera de la lista dejando aún más atrás a una MetroPCS que treparía por "forfeit" del quinto al cuarto lugar que hoy ostenta T-Mobile.

Otro posible comprador de la porción que AT&T liberaría para habilitarse como oferente para T-Mobile sería la mexicana América Móvil, propiedad de Carlos Slim, considerado por la revista Forbes como el hombre más rico del mundo y entre cuyas propiedades se cuenta TracFone, filial norteamericana de América Móvil. También se habla de firmas de inversión privada como SilverLake Partners y compañías cableteras como Comcast y Time Warner como potenciales interesadas en el negocio, fundamentalmente por la oportunidad de aumentar su espectro.

Lo cierto es que esta redefinición del acuerdo entre AT&T y T-Mobile sólo tendrá sentido en la medida en que los entes reguladores aprueben la transacción. No perdamos de vista que la operadora "compradora" ha retirado sus peticiones ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos luego de que éste otorgase un NO casi rotundo a la propuesta. Y, para curarse en salud, AT&T ya ha incluido en sus gastos del Q4 de 2011 un egreso por 4 mil millones de dólares pagaderos a T-Mobile en caso de que la transacción de compra-venta fracase definitivamente.

Recordemos que la absorción de T-Mobile supondría para AT&T su consolidación como mayor operadora del país, siendo un 30% mayor en clientela que su competidora inmediata, Verizon Wireless y el doble de grande que la tercera, Sprint Nextel, razón por la cual el negocio planteado el 20 de marzo de este año ha encontrado toda clase de oposiciones por parte de los activistas y entes antimonopolio.

En fin, ¿ustedes creen que se concretará el negocio o ya lo dan por perdido?

Link: TaiwanNews