Philips nos presentó su nuevo televisor Cinema Gold 21:9 con Ambilight Spectra 2

Philips nos presentó su nuevo televisor Cinema Gold 21:9 con Ambilight Spectra 2

Un Smart TV de 50 pulgadas, con 3D, multiview y formato especial panorámico para los auténticos fanáticos del cine... Tanto, que quieran tener uno en casa.

Si bien muchos de vosotros pensáis que con Internet son cada vez menos quienes dedican su tiempo de ocio en casa a ver televisión, los fabricantes se resisten a esta idea: En los últimos meses hemos visto diversos modelos de los llamados “Smart TV” con que los fabricantes quieren seducir a las nuevas generaciones para que no se pierda el hábito de sentarse frente a la “caja tonta”, cada día menos tonta…

Esta mañana estuvimos en la sede de Philips en Madrid para conocer de primera mano sus lanzamientos para esta temporada y como no podía faltar vimos lo que traen al mercado español de cara a la campaña de navidad. Es el caso de los televisores, cada día más “inteligentes” y ya casi todos con la posibilidad de mostrarnos la programación en tres dimensiones.

Hay un modelo que llamó mi atención: El llamado Cinema 21:9 Gold. Philips, que ya ha presentado antes televisores con este formato panorámico, ahora apuesta por un Smart TV de 50 pulgadas, con 3D y formato de cine… ¡Una pasada! Su principal elemento diferenciador frente a las propuestas “inteligentes” de la competencia precisamente radica en que muestra las imágenes en formato de cine, es decir que elimina las odiosas barras negras cuando ves una película, por ejemplo.

Si bien en cierto que a mi no me molestan estas barras laterales, tengo amigos a los que sí les causan malestar, así que para ese tipo de espectador exigente, la solución que plantean desde Philips con esta gama 21:9 es idónea… Y es que tal como nos explicaron esta mañana en el showroom que Philips organizó en su sede de Madrid, la serie Ambilight Cinema 21:9 Gold se comporta igual de bien con material 16:9, como con emisiones de televisión, videojuegos y DVDs, ofreciendo la opción de reajustar la imagen para llenar la pantalla sin ninguna distorsión visible. Aunque si prefieres verlo en 16:9 y con franjas negras, pues también lo puedes ajustar. Da para todos los gustos.

Nos explicaban además que navegar desde el televisor representa una experiencia más grata con este modelo, ya que tienes un 30 % más de pantalla si lo comparas con los televisores 16:9 normales. Así el acceso a aplicaciones propias de la Smart TV resulta más cómodo: Gracias a su MultiView puedes, por ejemplo, comprobar los resultados de los partidos de fútbol cómodamente, mientras se disfruta de una película o un programa de televisión, sin necesidad de interrumpirlo, ni de sobreponer las aplicaciones. Y es que la pantalla te da suficiente espacio para hacer las dos cosas a la vez.

El dato: Philips ha incorporado en todos sus modelos tridimensionales la conversión 2D a 3D en tiempo real. Así que bien puedes ver los clásicos del cine en 3D sin mayores contratiempos, como asegura el fabricante. Y es que nos garantizan que los subtítulos, por ejemplo, siempre se van a mostrar en un sitio constante, y que no se producirán errores como segmentos del fondo que aparezcan en primer plano.

Conexiones del Cinema Gold 21:9

Ahora bien, probablemente a estas alturas alguno de vosotros os estéis preguntando porqué a esta serie de Philips le colocan como “apellido” eso de “Ambilight Spectra 2”. Pues para los no enterados vale que os acote que se trata de una tecnología patentada por Philips aumenta la pantalla proyectando un halo de luz en dos laterales del televisor y desde la parte posterior de la pantalla hacia las paredes que la rodean.

Es algo así como un marco de luz que proyecta el televisor en la pared, con lo cual sus creadores intentan ofrecernos una experiencia visual más envolvente. En la demostración de esta mañana me gustó el efecto que da, porque además, siempre la luz que proyecta por los laterales el televisor es en combinación al color que más destaca en la imagen que están mostrando, y da la impresión de tener una pantalla más amplia. Me parece que resulta un efecto simpático y agradable, ya que el efecto cuando estás en una habitación con luz baja, es más o menos como podéis ver en la siguiente fotografía:

Hay un dato que vale la pena resaltar de este Cinema 21:9 Gold de Philips, que seguro os encantará a los aficionados a los videojuegos: Cuando jugamos carreras de coches con otro jugador, normalmente la pantalla se muestra dividida y cada uno ve su el que coche que conduce, ¿cierto? Pues en la modalidad bidimensional este televisor hace lo mismo… Pero, si juegan dos personas en modalidad tridimensional, gracias al Easy 3D y con el uso de unas gafas especiales de 3D de Philips 3D, cada jugador ve cómo la vista de su parte ahora ocupa la pantalla completa.

Esto, debo confesaros, me pareció impresionante, os explico: Te colocas las gafas especiales para jugadores de Philips (que se venden por separado, eso sí, no vienen con el televisor… Nada es perfecto) y ves en la pantalla solo lo que hace tu coche. No tienes la vista del otro jugador, sino la que te interesa a ti. Es excelente, porque no tienes una vista más amplia de los movimientos de tu coche de carreras, por ejemplo. Notable, ¿no os parece?

Honestamente, en la demostración el Cinema 21:9 Gold me dio una muy grata impresión, así que bien podría considerar comprarlo… ¡Si tuviera los 1.999 euros que cuesta en la tienda online de Philips! Nada es perfecto. Tendré que escribir infinidad de artículos en FayerWayer y dejar de comer y pagar el alquiler, a ver si logro ahorrar esa cantidad para darme este gustazo…

En fin, mantengo la esperanza (y más me vale, que si no me quedo sin nombre) de que así como con el boom del 3D, la democratización de televisores para llevar las tres dimensiones a casa es también cada vez más evidente, y si bien aún los equipos que combinan lo “inteligente” con lo tridimensional sigue siendo caro para el bolsillo de las masas, las apuestas de los fabricantes y el lanzamiento de más modelos va a impulsar los precios hacia abajo… Es cuestión de paciencia. ¿No os parece?