Pago por móviles sigue abriéndose paso

Pago por móviles sigue abriéndose paso

Compañías tecnológicas, operadoras móviles y empresas financieras construyen alianzas para masificar plataformas como NFC.

Hace tiempo comentábamos que muchas personas no confían en las plataformas de pago por móviles. Sin embargo, nada de eso ha impedido que la idea del dinero “digital” tome su lugar en la agenda de discusión tecnológica.

Así, durante el evento CTIA 2011, Dan Schulman, ejecutivo de American Express, pidió más alianzas para convertir en una realidad y en un estándar el pago por móviles, ya que “ninguna empresa puede hacerlo sola”.

Pero, ¿por qué tanto empeño en generar métodos de pago novedosos si prácticamente no se duda de la eficacia de las tarjetas de débito y crédito? Las empresas estarían viendo en este mecanismo un punto más para la portabilidad del dinero y el comienzo de un nuevo ciclo para las ventas y la publicidad como oficios, al proponerse nuevas mecánicas para ofertas, promociones y fidelizaciones entre las tiendas, los bancos y los clientes.

No perdamos de vista que la idea de los pagos por móviles han captado la venia de verdaderos gigantes como Google, quien ha convertido en prioridad Wallet, su proyecto de pago que ya cuenta con el apoyo de Sprint Nextel y MasterCard, mientras que AT&T, Verizon y T-Mobile han pedido a la empresa conjunta Isis el desarrollo de un sistema de pagos por celular que estaría en marcha el año próximo.

Por su parte, Visa ha comenzado a crear su cartera de clientes móviles y PayPal lanzó su propio sistema de pagos que, si bien por ahora se vale de una tarjeta, podría tener en la mira migrar definitivamente a los teléfonos. De allí que Schulman, de American Express, se haya sumado a “este juego de ajedrez que estamos jugando, mirando casi a todo el mundo y buscando varios movimientos por delante”.

Cuestión de tiempo

Aunque cada vez más se habla de la plataforma NFC, los expertos comentan cierta lentitud en su avanzada hacia la cotidianidad de las personas para quienes el cambio comenzará por la adquisición de un móvil capaz de realizar operaciones de pago. Schulman, cuya compañía ha pactado con Verizon para incursionar en el pago móvil, estima un período entre dos y cuatro años para que la tecnología esté ampliamente adoptada, mientras que Laura Salas, directora senior de la división de móviles de PayPal, apunta que habrá que esperar entre tres y cinco años para que las actuales tarjetas puedan ser reemplazadas por la tecnología NFC; aunque no descartó que una manera de pagos transitoria pueda surgir en el lapso de espera.

La verdad, habría que presupuestar tanto el tiempo de implementación como el tiempo que tomará hacer que la gente sienta confianza de poner su dinero en un equipo tan vulnerable como en principio puede ser el móvil: ¿Ustedes se sentirían del todo cómodos usando NFC de manera cotidiana en cada uno de sus países?

Link: CNET